·

La Policía fueguina, «alarmada» por la tasa de suicidios en miembros de la fuerza

El comisario Nelson Moreira, jefe de la Policía de Tierra del Fuego, admitió que trabajan con profesionales de la salud para brindar la asistencia necesaria a los uniformados. Defendió la medida adoptada la semana pasada, que consiste en retirarles el arma a los policías que no están en funciones.

La muerte de César Segovia no solo enlutó a la fuerza policial fueguina y a la comunidad de nuestra provincia en general, sino que instó a todos a trabajar en una materia problemática: la tasa de suicidios entre los policías.

Es que el joven, de apenas 25 años y miembro de la fuerza en la capital provincia, se encerró en su vehículo particular y utilizó el arma reglamentaria para quitarse la vida.

10 días después, el comisario Nelson Moreira, jefe de la Policía de nuestra provincia, salió públicamente a apoyar la medida adoptada la semana pasada, que consiste en retirarle el arma reglamentaria a los uniformados que no están de servicio.

«En el último año hemos tenido dos casos y después del último que ha ocurrido, el servicio de profesionales nos recomendó hacer una nueva evaluación de todo el personal”, señaló al Diario del Fin del Mundo, al tiempo que reconoció estar «alarmado» por la alta tasa de suicidios que existe dentro de la fuerza de seguridad.

“Tenemos que incorporar nuevos elementos para hacer evaluaciones con respecto a la realidad y las problemáticas que tenemos en la actualidad”, admitió, y agregó que estas evaluaciones tomarán «60 o 70 días, por lo que hemos recomendado, como medida preventiva, que el personal no lleve armas durante el horario franco hasta que nosotros lleguemos a una conclusión”.

“No se le quitó el arma a nadie ni se violó ninguna norma, necesitamos quehacer este trabajo y aun cuando terminando una gestión no importa, lo que importa es este problema del personal, importa evitar que se pierda una vida, evitar hechos de violencia en el entorno familiar de un efectivo, no importa el costo o las críticas, sino que se haga el trabajo y se pueda terminar antes de fin de año”, concluyó.

Con información del Diario del Fin del Mundo