·

5 de octubre Día de la Educación Vial para la Vida

La organización Luchemos por la Vida brinda una larga serie de herramientas para crear conciencia y educara los integrantes de la comunidad, buscando disminuir la siniestralidad en el tránsito.

Este día se recuerda en la Argentina una asignatura pendiente en la mayoría de las escuelas del país: La Educación Vial.  Diferentes leyes la declararon  obligatoria desde 1986. Sin embargo, a pesar de algunos esfuerzos formales para introducirla en la currícula escolar, esta temática continúa resultando optativa en el sistema educativo. Se trata en los establecimientos en los que algunos docentes se interesan por el tema, con el apoyo de ONG  y en algunos  municipios  que la  ofrecen  en las escuelas y a  los nuevos conductores de vehículos. Sí, porque la educación vial no es solo una cuestión para niños en edad escolar.

Educar a los usuarios de la vía pública resulta fundamental para la Seguridad Vial. El tránsito es un sistema organizado y conformado por las personas,  que se desplazan a lo largo de  calles y rutas. Y son sus errores las causas de casi todos los muertos y heridos en el  tránsito.

La Educación Vial  es una  temática compleja y transversal que abarca mucho más que   la mera transmisión de información de normativas y señales de tránsito.  Cuando se brinda educación vial, se está educando para el cuidado de la salud, para la convivencia en el espacio compartido de la vía pública, y para el cuidado del medio ambiente humano. Por eso reviste tanta importancia. Debería comenzar en las escuelas desde el nivel inicial y prolongarse a lo largo de  toda la formación de los educandos, en  la escuela secundaria y la  universidad. Además,  Los conductores de todo el país deberían recibir una exhaustiva preparación para el otorgamiento de la primera licencia de conducir y ser evaluados teórica y prácticamente teniendo en cuenta estos aspectos.

Desde sus inicios, Luchemos por la Vida se abocó a brindar talleres presenciales de Educación Vial en escuelas primarias y secundarias a través de diferentes programas educativos, a capacitar a docentes y  a funcionarios, así como brindar Educación Vial para la conducción segura a nuevos conductores y a los que renuevan sus licencias de conducir. Durante los últimos 4 años, a través del Programa Conduciendo Por la Vida, más de 13.000 alumnos de escuelas secundarias de CABA y alrededores participaron de talleres gratuitos de educación para una movilidad segura, y más de 3.000 usuarios del sitio completaron el Curso Online y recibieron su certificado.

Además, el material didáctico para educadores de todo el país elaborado por Luchemos por la Vida se encuentra a disposición de todos en el sitio en Internet y en el canal de YouTube de la Asociación. También se comparten cotidianamente valiosos contenidos en Facebook, Twitter e Instagram.

Pero estos y los esfuerzos de otras ONG no son suficientes, sino que resulta imprescindible articular estas acciones con las de un Estado que asuma su responsabilidad y ejerza su función indelegable en la Educación Vial, al capacitar a los docentes para concretar la educación vial sistemática y continua y así, generar en todos los ciudadanos actitudes y conductas seguras, responsables y solidarias en la vía pública.

 

..