·

La Provincia, en alerta por el derrame de petróleo en  San Sebastián

La secretaría de Medioambiente trabaja para verificar los datos suministrados por YPF respecto del incidente en altamar. Creen que el derrame puede ser mayor al reportado.

Personal de la Secretaría de Medioambiente de Tierra del Fuego trabaja en el campamento Cruz del Sur de YPF debido a un derrame de petróleo. El titular del área, Lic. Mauro Pérez Toscani, señaló que se conformó un equipo técnico que trabaja desde la tarde del viernes pasado, cuando se conoció el incidente en la zona de bahía San Sebastián.

Según la información con que se cuenta, el problema surgió en una válvula que se encuentra en altamar, a siete kilómetros de la costa y a 25 metros de profundidad. La empresa informó públicamente que se trata de un derrame de unos 200 litros, pero la Secretaría de Ambiente evalúa ese dato, teniendo en cuenta que podría alcanzar los 600 litros.

En diálogo con ((La 97)) Radio Fueguina, Pérez Toscani remarcó que se trabajó en fiscalizar que “no llegue ningún tipo de residuo a la costa”, para preservar la fauna de la zona de la Reserva Costa Atlántica, una área protegida de la provincia. Intervinieron guardaparques provinciales, la Dirección de Gestión Ambiental y la Dirección de Registros Hídricos, bajo la coordinación del subsecretario de Fiscalización Ambiental, Juan Cejas.

“Pudimos dar una rápida respuesta, y estar presentes durante viernes, sábado y domingo”, comentó Pérez Toscani, y agregó que “la empresa nos comunicó que habían hallado un sitio específico que falló, la brida ésta que conectaba el caño que viene de tierra  con la monoboya de carga”.

Según expresó el funcionario, la compañía petrolera había realizado tareas de mantenimiento en la válvula y “cuando se ejerció presión para la carga de estos hidrocarburos, ahí empezó el derrame”. Se trata de un hidrocarburo ligero, a diferencia del material que se recoge en otras zonas de la Patagonia, donde el producto es de una densidad mayor.

“Este crudo ligero tiene, por suerte, características que pueden generar la evaporación misma y la dilución -explicó Pérez Toscani-, flota automáticamente, se da una mancha que en principio genera una película de un centímetro aproximadamente y, luego, se va diluyendo y se va esparciendo la mancha, por eso, lo que se vio de la mancha fue un ancho de dos metros aproximadamente y una deriva de casi 100 a 150 metros”.

El responsable de la Secretaría de Ambiente dijo que se inició una tarea de investigación para determinar las cantidades exactas y “verificar todo lo que informa la empresa”.

 

 

(Imagen ilustrativa)..