·

Asesinato de Gladys: “Jamás se esperó un desenlace así”

Un amigo de la mujer asesinada de nueve puñaladas confirmó los conflictos familiares que mantenía la víctima con su hijastra, quien se encuentra detenida: “Veíamos que era una relación turbulenta, bastante mala, bastante fea y dolorosa para ella”.

El referente de la comisión vecinal del barrio El Mirador, de Margen Sur, Luis Barrera, ayudó al esposo de Gladys Moledo (53) a forzar la puerta de la casa y rescatar al pequeño de 2 años que lloraba en el interior de la vivienda. Si bien dijo que conocía la mala relación de la víctima con su hijastra, señaló que “jamás se esperó un desenlace así, de este tipo”.

Barrera remarcó que, luego de forzar la puerta junto al marido de la víctima, el panorama fue desolador: “El primer lugar al que acudió (Victor González) fue mi casa, para que lo ayudáramos a poder abrir la puerta. Nosotros le ayudamos a abrir la puerta y a rescatar ese bebé que estaba llorando en la ventana, y ahí vimos el cuadro terrible, terrible cuadro de ella muerta, aunque no sabíamos si estaba muerta o no”.

En diálogo con ((La 97)) Radio Fueguina, el vecino relató que, previamente a ingresar al domicilio, habían llamado al 101 para pedir auxilio, por lo cual dijo que “abrimos la puerta y llegó la policía”. “No queríamos tocar nada, no quisimos entorpecer absolutamente nada”, remarcó.

La causa judicial cuenta con cinco detenidos, la hijastra de Moledo y otras cuatro personas, incluido un adolescente de 17 años, siendo que la autopsia reveló que la mujer recibió 9 puñaladas en distintas partes del cuerpo, aunque todavía no se halló el arma utilizada para el crimen.

En diálogo con “Radionoticias”, Luis Barrera mencionó que conocía que “últimamente no había buena relación” con la hijastra de Moledo y que el problema era que “ella había tenido una nena y la había dado en adopción, y Gladys estaba luchando para recuperar a su nieta”, teniendo en cuenta que “el proceso estaba avanzado y pronto le tenían que restituir a la niña”. A su vez, la víctima tenía a su cargo a otro hijo de la detenida. “Veíamos que era una relación turbulenta, bastante mala, bastante fea y dolorosa para ella”, comentó.

Por otra parte, el referente barrial señaló que Moledo desarrollaba muchas actividades sociales en el barrio, como feriante y colaborando con todos los vecinos. “Si había que ayudar a algún vecino, si había que trabajar, hacer empanadas, hacer locro hacer, lo que sea, ellos venían a ayudarnos -agregó el dirigente-, era gente muy trabajadora, muy laboriosa, muy comprometida con la realidad social, con la necesidad de la gente”.

 

..