·

Preocupante participación de un equipo de Malvinas en un torneo de hockey entre naciones

En la Copa Latinoamericana de hockey sobre hielo que se disputa en EE.UU. conviven equipos de Argentina e Islas Malvinas, como territorio autónomo, sin que haya una declaración oficial sobre el tema de autoridades o diplomáticas.

Un viejo aforismo expresa que “el deporte es la continuación de la política por otros medios”. Esa parece ser la vía encontrada por el imperio usurpador de las Islas Malvinas para reafirmar su posición en la controversia diplomática por la soberanía.

Concretamente –y sin que la cancillería argentina haya emitido opinión al respecto- se ha producido la presentación de un equipo de las Islas Malvinas en un torneo deportivo entre Naciones, la Copa Latinoamerica de Hockey sobre Hielo (LATAM Cup). Así lo refleja en una de sus publicaciones el sitio digital “ephectosport”, dedicado a promover las actividades olímpicas en Argentina.

La LATAM Cup es un torneo que se juega esta temporada por segunda vez en los Estados Unidos. Se trata de un certamen para naciones iberoamericanas en desarrollo que cuenta con un guiño de la NHL –principal torneo profesional de Norteamérica- ya que presta la pista de Coral Springs que pertenece a los Florida Panthers, además del apoyo de la Universidad de Miami, que también cede sus instalaciones. Argentina llegó a las semifinales en la edición 2018 y este vez inscribió dos equipos masculinos (A y B), uno femenino y otro en la categoría mixta para menores de 16 años.

Este año, entre los 13 conjuntos que toman parte aparecen dos sorpresas: en la División II masculina y el certamen Sub 16 aparecen anotados como Resto del Mundo y Stanley, respectivamente, compiten dos combinados de las Islas Malvinas (Falkland Islands) como un territorio autónomo.

La confraternidad con la delegación argentina fue total y ambas selecciones participaron de una práctica conjunta. Pero la entrada en juego de un equipo de kelpers como representación oficial abre una brecha diplomática de la que ni la Cancillería (a cargo de Jorge Faurie) ni la Agencia del Deporte Nacional (liderada por Diógenes de Urquiza) y el Comité Olímpico Argentino (con Gerardo Werthein a la cabeza) han emitido ninguna clase de declaración.

Esta situación que sienta un precedente peligroso que requerirá alguna intervención de la Cancillería argentina, se da en el hockey sobre hielo porque es el deporte más practicado en las Islas al punto que hay más estadios de este deporte que de fútbol.

Los clubes isleños habían tenido diversa participación en certámenes sudamericanos o continentales pero la particularidad de esta Latam Cup es que lo hizo representado como una nación al estilo de Groenlandia que compite pese a ser territorio danés en diversos deportes de forma independiente.

 

Antecedentes

Los equipos de hockey sobre hielo malvinenses ya han participado previamente de dos torneos internacionales en Chile, durante 2018  en Punta Arenas (el Torneo Mega Patagonia) y en Puerto Williams (la Copa de la Hermandad Patagónica) con la presencia de equipos de Tierra del Fuego.

No es el primer caso de un equipo federativo de las Islas. Debido a que están inscriptas en la Federación Internacional de Bádminton, fueron invitados a participar en el Sudamericano que se organizó en 1999, pero tal como recuerda Ricardo acuña (presidente del Consejo Argentino de Deportes Alternativos -Codasports-): “Se negaron diciendo que ellos jugarían en campeonatos europeos. Llamé personalmente a Adalberto Rodríguez Giavarini, canciller de Fernando de la Rúa, y me respondió ‘¿Qué le vamos a hacer?’”. Equipos de Falkland Islands han participado desde 1995 en los Island Games, certamen internacional para naciones insulares.

Argentina fue parte de un episodio similar con Cataluña, que en 2004 pidió, sin éxito, ser miembro pleno de la Federación Internacional junto con Gibraltar (territorio en disputa entre España y Gran Bretaña). La fuerza de los euros catalanes y el apoyo de Ernesto González Molina -presidente de la Confederación Argentina y vicepresidente de la Internacional- le permitió a la comunidad autónoma, como sucede con la Conmebol y sus invitados asiáticos, ser parte de tres Copas Américas entre 2007 y 2010, la última de las cuales –paradójicamente- se jugó en territorio español.

 

Imagen; Entrenamiento conjunto entre el equipo argentino y los kelpers en Estados Unidos.

 

(Fuente: Ephectosports)