·

Los detenidos por el brutal asesinato de Gladys Moledo estarían vinculados a la «comunidad umbanda»

La totalidad de los cinco detenidos formaban parte de una comunidad que cada vez se extiende más en la ciudad. La participación de Oriana González en esta habría terminado de romper la relación con su madrastra, que pedía formalmente la tenencia de los hijos de la joven.

De las tareas realizadas por el personal policial de la Comisaría Cuarta se desprende que la totalidad de los cinco detenidos por el brutal asesinato de Gladys Moledo practicaban «ritos umbanda» o formaban parte de una comunidad que cada vez más se extiende en la ciudad de Río Grande.

En la búsqueda de encontrar un móvil oficial para la muerte de la mujer de 53 años, los investigadores suponen que la participación de la joven Oriana González, de 18 años y madre del nieto de la víctima, podría haber sido el disparador para que la relación entre estas se terminase de romper.

Son varios los testimonios que dan cuenta de los problemas de larga data que Oriana González y Glady Moledo mantenían, aunque su participación en hechos catalogados como de «magia negra» terminaron por hacer que la víctima solicitara la tenencia de los dos hijos de la joven.

Cabe recordar que uno de los hijos de Oriana González fue encontrado junto a la víctima, afónico de tanto llorar. En tanto, el otro permanecía a la guarda de una familia compuesta por una pareja, un hombre mayor de edad y un menor de 17 años.

Son Gastón Blanco, Yésica Gómez, Juan Ramón Gómez y el menor de 17, que se suma a la propia Oriana González, detenida horas después del brutal homicidio.

Indagatorias

El juez de Instrucción N° 1 del Distrito Judicial Norte, Daniel Cesari Hernández, comienza este mismo miércoles con las indagatorias a los detenidos, que permanecen en un calabozo e incomunicados desde su aprehensión.

La primera en declarar oficialmente ante el magistrado será Oriana González, en tanto se espera que mañana tengan la oportunidad de hacer uso de la palabra los otros cuatro.