·

La curiosa historia del “cheque perdido” de Pino y la foto equivocada

¿De quién es en realidad la foto que “Crónica” y numerosos medios de la Argentina publicaron como del concejal de Ushuaia Juan Carlos Pino?

Nada más atractivo para un político fueguino que aparecer en los medios nacionales. Si logran que la agencia Télam distribuya a sus abonados una mención de su nombre para que tenga alcance nacional, creen que han tocado el cielo con las manos.

Claro que a veces tan rutilante trascendencia nacional es por motivos no tan gratos para el personaje en cuestión. Como le sucedió al presidente del Concejo Deliberante de Ushuaia Juan Carlos Pino, para quien el lunes 9 de setiembre pasará a estar –quizás- entre los peores días de su vida.

Primero, perdió en la calle su billetera con numerosos elementos importantes para él (como siempre en estos casos), incluida la SUBE. Luego, tuvo la buena noticia de que había sido hallada; pero para su desgracia, a la vista de ojos ajenos aparecería algo que despertó la curiosidad y el interrogante de muchos, hasta alcanzar la ansiada y riesgosa trascendencia nacional.

Es que no cualquier vecino común porta encima un cheque de más de 65 mil dólares y -tratándose de un funcionario público- se impone un pedido de explicaciones para aventar sospechas.

La aclaración de Pino al respecto no convenció a nadie, aunque tal vez bastó para agotar toda posibilidad de intervenir de oficio por parte de algún inquieto fiscal, de ésos que no abundan en Ushuaia.

Los que sí intervinieron «de oficio» fueron los corresponsales de la agencia Télam, que contaron la historia en uno de los habituales despachos para sus abonados de todo el país, haciendo que la historia del “cheque perdido del concejal” se reflejara en diarios tan distantes como “FiloNews”, “La voz” de Córdoba, “El Ancasti” de Catamarca y otros muchos.

Claro que Télam omitió enviar foto del atribulado concejal, por lo que los archiveros de “Crónica” buscaron en el generoso Google una imagen de ocasión que los otros medios “tomaron prestada” sin imaginar que el del retrato lejos estaba de ser “nuestro” Juan Carlos Pino.

Sorprendentemente, el hombre que aparece en la foto de “crónica” también se llama Juan Carlos Pino. Resulta ser un homónimo del concejal, fue funcionario público y está enredado en complicados asuntos de corrupción. Pero reside muy lejos de Ushuaia y de la Argentina: este Juan Carlos Pino fue (entre 2009 y 2013) gerente del centroamericano aeropuerto de Tocumén, en ciudad de Panamá.

Desde ese cargo, según se lo acusa, cometió algún tipo de exceso al otorgar –con perjuicio para el Estado- la concesión del estacionamiento en el aeropuerto en favor de una empresa privada, de propiedad de amigos del poder. El Pino panameño aparece también mencionado en investigaciones periodísticas respecto de multimillonarios contratos para la ampliación del aeropuerto Tocumén, por los cuales la céelebre empresa brasileña Odebrecht habría abonado jugosas coimas.

Para mayor aporte a la suma de curiosas coincidencias, el funcionario que puso en el cargo a Pino se apellidaba… Martinelli.

“Cosas veredes Sancho, que non crederes”, diría Don Quijote.

 

..