·

Otra vez, el chileno Masle se quedó con el Gran Premio de la Hermandad

El piloto de Punta Arenas fue el más rápido en la general, tal y como había ocurrido el año pasado. Luciano Preto tuvo problemas y debió abandonar.

El piloto chileno Cristóbal Masle fue el más rápido en la clasificación general y se quedó por segundo año consecutivo con el Gran Premio de la Hermandad.

El corredor había quedado como escolta de Luciano Preto en el final de la prueba del sábado y se lanzó a la ruta este domingo con el objetivo de recortar ese minuto que lo separaba del fueguino.

Un problema técnico de Preto, que terminó sin un neumático, le permitió el rebaso a Masle, que lideraría la carrera hasta su ingreso a Río Grande.

Quien hizo lo posible para quitarle la posibilidad de repetir el título fue Daniel, el padre de Luciano Preto, quien también tuvo dificultades técnicas.

Masle, con un tiempo de algo más de 5 horas, se queda así con su segundo Gran Premio de la Hermandad, aunque este es especial: esta edición de la histórica prueba rinde homenaje a su padre y tradicional competidor, Yanko Masle.