·

Si Cristina resulta electa, la reemplazará en el Senado un varón

La Jueza Servini de Cubría resolvió la sucesión sin tener en cuenta la paridad de género. El porqué de la decisión judicial.

Si Cristina Fernández de Kirchner resulta elegida vicepresidenta de la Nación, renunciaría a su banca de senadora nacional y sería reemplazada por el excanciller Jorge Taiana.

El exministro de Relaciones Exteriores (2005-2010) es quien le sigue en la lista de candidatos a senador nacional por la provincia de Buenos Aires de 2017 y debería completar al mandato de la expresidenta hasta 2023.

La ley de Paridad de Género establece que «en caso de muerte, renuncia, separación, inhabilidad o incapacidad permanente» de un senador o de una senadora será sustituido por el senador o por la senadora suplente «de igual sexo».

Sin embargo, esta regla rige solamente para los senadores electos por la mayoría, no para los electos por la minoría. Este es el caso de Cristina Kirchner, que perdió las elecciones de 2017 contra la lista de Esteban Bullrich y Graciela Ocaña (Cambiemos).

«En caso de muerte, renuncia, separación, inhabilidad o incapacidad permanente de un/a senador/a nacional de la lista que hubiere resultado siguiente en cantidad de votos emitidos, será sustituido/a por el/la suplente por su orden», dice la ley.

Por eso el reemplazante de Cristina sería Taiana y no Di Tullio, quien fue jefa del bloque de Diputados del Frente para la Victoria entre 2013 y 2015.

En junio pasado, la jueza federal con competencia electoral, María Romilda Servini, dispuso que la renunciante diputada Anabella Hers Cabral (PRO) debía ser reemplazada por otra mujer, Alejandra Alcira Caballero, y no por el hombre que le siguió en la lista, Jorge Garayalde.

La jueza dictó su fallo interpretando la ley de Paridad de Género y atendiendo un planteo realizado por tres dirigentes del Frente Renovador, Malena Galmarini (esposa de Sergio Massa), Marcela Durrieu (suegra) y Lorena Ferraro Medina.

«Entre dos soluciones posibles, debe procurarse aquella que garantice el adecuado equilibrio entre mujeres y hombres en la composición del cuerpo legislativo. Disponer lo contrario implicaría en los hechos una disminución en el porcentaje de la representación de las mujeres en el Parlamento», dijo Servini en su fallo.

 

..

(Fuente: La Voz)