·

Piden «calma» a los empresarios de Río Grande antes de remarcar precios

El vicepresidente de la CAME, Diego Navarro, reconoció que hay hay comercios que reaccionaron "de forma desmedida" ante la crecida del dólar.

De un momento para el otro, este lunes el dólar se disparó desde los $43 hasta los $61, generando pánico en los mercados, los pequeños comercios y en las viviendas de los argentinos.

Los precios, como era de esperarse, se vieron sujetos a este alza y desde ayer son varios los negocios de Río Grande dedicados a la compra y venta de productos importados que decidieron acopiar y no vender al público.

Al respecto, fue consultado el ex presidente de la Cámara de Comercio local y vicepresidente de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), quien reconoció que también hay especulación en nuestra ciudad y pidió «calma» a los comerciantes.

Si bien reconoció que las «PyMES están con problemas serios», indicó que «el pequeño comerciante debería esperar a que las aguas calmen» y no responder a «la locura que se generó a nivel nacional».

«Estamos viviendo un tiempo de retracción y está toda frenada la cadena económica», resaltó Navarro, quien de todas formas justificó a los comerciantes al admitir que son los proveedores quienes dolarizan los insumos y traban la entrega a los empresarios locales.

«Acá lo importante es que el arco político argentino se siente y deje de lado la grieta y trabaje en conjunto», pidió Navarro, quien espera con cautela un potencial encuentro entre el presidente Mauricio Macri y la oposición, que podría ser oficialismo luego del mes de octubre.