·

No hubo tijera, pero el corte de boleta fue gran protagonista en las PASO

Hasta un 30 por ciento de diferencia entre los distintos estamentos de un mismo espacio político. El votante fueguino eligió ser selectivo y cortar boleta, modificando notoriamente las ventajas relativas finales.

La ausencia de campañas informativas y la escasa vocación de la Justicia Electoral por facilitar el sistema, no fueron obstáculo para que el votante fueguino se mostrara más que proclive a cortar boleta en estas elecciones PASO celebradas este domingo.

Los cómputos parciales, analizados mesa por mesa, demuestran que el elector fueguino ha desarrollado el espíritu crítico y es selectivo, más allá de lo tortuoso que resultan los distintos esquemas electorales.

La “boleta larga” no lo fue tanto en muchos casos y –tanto el Frente de Todos como el Frente Juntos por el Cambio- computaron hasta un 30 por ciento de mengua de votos en favor de la fórmula presidencial y en desmedro de los candidatos locales a senador y diputados. Esto es, uno de cada tres votantes de Fernández-Fernández o de Macri-Pichetto cortaron la boleta y dejaron fuera a los respectivos precandidatos al Congreso Nacional.

En el espacio Consenso Federal- Generación Fueguina, Juan Carlos Arcando (precandidato a senador) obtuvo similar cifra de votos que el candidato presidencial Roberto Lavagna pero unos cuantos más que el precandidato a diputado de la misma sábana, Fernando Temari.

En el frente Vamos Todos a vivir, el voto por Runín (al Senado) o por Caparros (a Diputados) fue muy dispar; en el conteo mesa por mesa se observa que muchos cortaron boleta, pero la preferencia inclinaba a uno u otro lado la balanza hasta dejar las cifras finales equilibradas.

Finalmente, y por la misma causa del voto selectivo, se observan porcentajes muy altos de votos en blanco en Senadores (cerca del 17%) y Diputados (17 por ciento aproximadamente).