·

Arcando recibió un pedido muy especial de combatientes de Malvinas

Uno de ellos, primer argentino en casarse en Malvinas en 150 años, busca que la Provincia le conceda la Libreta de Casamiento.

El Vicegobernador de la Provincia y Presidente de al Legislatura fueguina, Juan Carlos Arcando, recibió en la Delegación del parlamento en esta ciudad, a los combatientes de Malvinas  Porfirio ‘Chiqui’ Aldave y René Aguilar, con quienes departió sobre distintos temas relacionados con la Gesta del Atlántico Sur.

Aldave trajo un presente elaborado por su esposa, María del Carmen Pavón, con los colores del equipo de fútbol del Vicegobernador, Chacarita Juniors.

Aldave fue uno de los marinos que tomó las Islas Malvinas hace más de 37 años. “El 1 de abril de 1982, a las doce de la noche, nos hicimos a la boza, que es una tomarnos de una cuerda larga, que arrastraba el ‘Santísima Trinidad’; yo iba en el bote 14 y mi encargado de bote era el entonces comando anfibio Peña”, recordó.

Es así que participó de la toma de las Islas Malvinas y marcó un hito histórico para la Nación Argentina en aquella operación que los libros recuerdan como la Operación Rosario.

Porfirio Aldave vive en Río Grande desde el 2012 junto a su esposa y su hijo de 17 años, Agustín Nicolás.

Justamente su esposa también hace artesanías en crochet, acolchados y distintos elementos para el hogar y cuando el Vicegobernador visitó la ‘Chacra 2 de Abril’ del héroe de guerra en la Margen Sur, se interesó sobre sus actividades productivas y también por las artesanías y allí nació el compromiso de hacerle un presente que finalmente le fue entregado al mandatario este sábado.

 

Primer argentino en casarse en Malvinas

La historia de René Marcelino Aguilar tiene relación directa con Tierra del Fuego. Contó que bajo pleno bombardeo le dijo a su segundo comandante que no se quería ir de las islas, que si le tocaba morir, lo haría con gusto defendiendo a la Patria. Lo único que lamentó, es que no había podido casarse con su joven pareja, embarazada de ocho meses. Entonces su jefe le propuso que según la Ley, podía casarse por un poder legal, que recayó posteriormente sobre él y lo propio hizo su esposa, el mismo día, en Bahía Blanca el 9 de junio de 1982.

La singular ceremonia se realizó ante el Gobernador de las Islas Malvinas, José Menéndez, en Puerto Argentino, siendo su Segundo Comandante (el entonces Teniente de Navío Roberto Luís Gardenal) el representante de su novia, ahora esposa, Silvina Elisa Martínez.

Aguilar quedó prisionero de los ingleses hasta julio de 1982, cuando nació su hija, Sonia Soledad Aguilar.

Aguilar bien pudo obtener la Libreta de Casamiento en la Capital Federal, pero quiere que sea el Registro Civil de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, el que se la conceda, porque Malvinas es parte del territorio fueguino.

Ese es el pedido concreto que le hizo al Vicegobernador.