·

Volvieron a cortar la Ruta 40 por peligro de nuevos derrumbes

Por ahora no hay una fecha prevista de reapertura de la vía que une Villa La Angostura con la Ruta 237 y Bariloche. Ayer se abrió el tránsito en forma controlada en el Camino de los Siete Lagos, pero durante la noche lo volvieron a cortar.

No hay luz, ni agua, y algunos tienen más de medio metro de nieve en la puerta. Además la ciudad está prácticamente incomunicada por tierra, tras el impresionante derrumbe en el kilómetro 2094 de la Ruta 40 que comunica con Bariloche.

El gigantesco deslave es la principal preocupación por estas horas. Ayer se supo que volver a comunicarse con la Ruta 237 llevará más tiempo del previsto.

La acumulación de nieve propició el derrumbe sobre la Ruta 40. No es la primera vez que el sector registra un evento así, aunque nunca había sido de la magnitud del martes pasado. Los pronósticos anticipan un temporal de lluvia y viento para el lunes que viene, por lo cual la situación en el sector podría empeorar.

Un comunicado oficial de Vialidad Nacional precisó la información durante la tarde de ayer. “Durante toda la jornada de hoy (ayer), la zona del derrumbe se mantuvo inestable y continúa el peligro de desprendimiento de material rocoso. Tales circunstancias impiden el despliegue de equipos y maquinaria de despeje hasta que la situación se estabilice. Un equipo de técnicos y geólogos de Vialidad Nacional arribó hoy (por ayer) a la provincia para evaluar los daños y los posibles pasos a seguir”.

Según se supo, un geólogo de Parques Nacionales habría estado en el lugar haciendo una evaluación. En principio habría sugerido dinamitar un sector para evitar otras situaciones similares. “Es una sugerencia a tener en cuenta, todavía no sabemos en qué consistirán los trabajos”, se apuntó.

Volvieron los barcos para ir de Villa La Angostura a Bariloche.

Ayer muchos turistas que todavía estaban varados en Villa La Angostura por el derrumbe se fueron por la ruta Siete Lagos, que por la tarde solo tuvo habilitada una mano en dirección a San Martín, en la modalidad de tránsito asistido. Por la tarde se habilitó una mano para que ingresaran autos hacia Villa La Angostura, pero también esto asistido por Gendarmería y Policía.
Al anochecer, el comunicado de Vialidad Nacional informó que el tránsito se iba a volver a cerrar hasta hoy a la mañana.

“La restricción del tránsito abarca a todo tipo de vehículos y tendrá lugar desde el empalme con la ruta de acceso al Paso Internacional Cardenal Samoré (RN 231) hasta Villa Meliquina (RP 63). Se trata de alrededor de 70 km de la RN 40 que se verán afectados por el corte preventivo”, señaló Vialidad.

La medida responde a cuestiones de seguridad y apunta a prevenir accidentes que puedan ocurrir durante la noche.
“El tránsito entre Villa La Angostura y San Martín de los Andes volverá a ser habilitado a primera hora de este jueves 25 de julio, exclusivamente para vehículos livianos”, indicó el organismo nacional.
De la experiencia de circulación de ayer se supo que hay un tramo de 5 kilómetros entre Pichi Traful y Villarino que presenta una gruesa capa de hielo que no pudieron remover, por lo cual en ese sector se circula a paso de hombre.

Otros turistas y vecinos optaron por la vía lacustre, como era el transporte en la zona hace 70 años. Embarcaciones pequeñas con capacidad hasta para 12 personas comenzaron a realizar viajes hacia Bariloche, a un valor de 2.000 pesos por persona.
Los catamaranes de Villa La Angostura no están autorizados a llegar a Puerto Pañuelo, pero es una alternativa que barajan desde el sector turístico.