·

Por la intensa nevada, cerraron el aeropuerto de Bariloche el día que se esperaba record de arribos

El tren Patagónico es el único que logra seguir transitando, a pesar de la tormenta de nieve que azota a la zona. Pasajeros varados y rutas intransitables.

La ciudad amaneció totalmente cubierta de nieve y se estima que las precipitaciones continúen hasta mañana. El aeropuerto internacional, que esperaba un día récord de vuelos, permanecerá cerrado, al menos, hasta las seis de la mañana de mañana por la acumulación de nieve en las pistas. El tránsito en las calles es complicado y se exige el uso de cadenas obligatorias. En la cumbre del cerro cayó casi un metro de nieve, pero sólo están habilitados los medios de elevación de la base. Las autoridades locales informaron que hay casi 200 personas abocadas a todo el operativo de limpieza, atención y prevención en las calles.

Marcos Barberis, jefe de gabinete de la Municipalidad de Bariloche confirmó a LA NACION que si bien las nevadas comenzaron cerca de la una de la madrugada, los trabajos de limpieza arrancaron en diversas zonas de la ciudad a partir de las cuatro. «Salieron todas las cuadrillas a la calle, nosotros nos abocamos principalmente a limpiar las vías por donde circula el transporte urbano, y Vialidad Provincial la zona de acceso al Aeropuerto y la avenida Bustillo, que es la principal arteria local», precisó.

 

Cadenas en los autos y aeropuerto cerrado

El ejido urbano de la ciudad alcanza las 210 hectáreas, con un largo de casi 47 kilómetros que requieren de un gran trabajo para poder mantener la circulación. «Pedimos la obligación de colocación de cadenas en toda la ciudad y si no es necesario, que nadie salga con vehículos, ya que se espera que la tormenta continúe durante todo el día, necesitamos poca circulación, está muy seco y la acumulación es permanente», explicó el funcionario local. Y resaltó que hay 127 personas del municipio abocadas al trabajo en el Comando de Operaciones de Emergencia, a las que se suman otras 70 de diversos organismos.

En el caso del Aeropuerto Internacional Teniente Luis Candelaria, si bien los pasajeros pudieron llegar, la autoridad aeroportuaria debió «cerrar» todas las operaciones por la acumulación de nieve en la pista. Desde Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000) confirmaron a este diario que «el cierre se dispuso hasta las 17 por meteorología». Y detallaron que «no se logra mantener la pista en condiciones para operar ya que más allá de la limpieza de la pista con anticongelante».

«Esto ocurre en todos los aeropuertos del mundo ante situaciones de este calibre, están trabajando las máquinas incesantemente», precisaron desde AA2000. A las 9 de la mañana había 11 centímetros de acumulación de nieve en pista, y a las 10.40 había 17 centímetros. Si bien en un principio se pensaba que el cierre se extendería hasta el mediodía, finalmente la continuidad de las precipitaciones obligaron a las autoridades a extender hasta las 17, donde se evaluarán nuevamente las condiciones. Cerca de las 15, desde AA2000, informaron a LA NACION que el cierre se extendería hasta las 21.

Pasadas las 18.30, el organismo a cargo del control aéreo dispuso que el cierre se extienda hasta las seis de la mañana del domingo.

Por esta situación miles de turistas quedaron varados, ya que estaba previsto que llegaran 41 vuelos en un día récord, impulsado entre otros factores por el comienzo de las vacaciones de invierno en la Ciudad de Buenos Aires. Al menos tres de ellos fueron derivados a Neuquén, cinco fueron cancelados y otro tanto están demorados.

Las intensas nevadas complicaron también el servicio eléctrico. A las 6.30 se registró un corte en gran parte de la ciudad, pero a partir de las 9 en algunos barrios se fue restableciendo la energía. Por esta misma situación, el Cerro Catedral informó que «trabaja con generación de electricidad propia». La mayoría de los medios de elevación no habían podido ser habilitados, solo los de la base, donde igual numerosas personas disfrutaban de la postal totalmente blanca.

 

El Tren Patagónico no se detiene

El Tren Patagónico, que une las ciudades rionegrinas de Bariloche y Viedma, brindó hoy una fascinante escena al transitar en medio de la tormenta de nieve que afecta a la zona cordillerana y al centro de Río Negro.

Varios pobladores captaron el emocionante momento con sus teléfonos celulares.

 

 

..