·

La escarcha habría causado la tragedia de la familia Gualdesi en Calafate

La prensa santacruceña brindó detalles sobre el tremendo accidente en el que fallecieron el empresario ushuaiense Sergio Gualdesi, su esposa y una hija.

Los vecinos de Ushuaia y de Río Gallegos –por igual- no salen aún de la conmoción por la noticia del tremendo accidente que costó la vida de un conocido empresario de Ushuaia y dos de los integrantes de su familia con los que residía en la capital santacruceña.

Sergio Gualdesi (48), uno de los propietarios de la distribuidora mayorista Gualdessi Hnos (con casa central en Ushuaia y sucursales en Río Grande y Río Gallegos) murió en el accidente, al igual que su esposa Silvana Campos (chilena, 41 años) y la hija de ambos, Luana (13). El segundo de sus hijos, de nombre Atilio Fabrizzio (10 años), permanece aún internado en el Hospital Regional de Río Gallegos.

Los cuatro se conducían en la madrugada del sábado con dirección a Calafate en una camioneta Pick Up Dodge RAM 2500 4×4, modelo 2012, con patente chilena (GZ JG 17) registrada a nombre de una empresa de transporte de carga con domicilio en Punta Arenas.

El tremendo accidente sobrevino cuando transitaban a unos 50 kilómetros de Calafate, por la reconocida “Cuesta de Miguez”, escenario recurrente de siniestros viales y conocida por sus curvas y contracurvas.

Según informa el diario “La opinión Austral”, se cree que –en plena bajada- la escarcha que cubría el pavimento provocó que el conductor perdiera el control de la pick up que se cruzó de carril y fue a dar sobre la banquina contraria contra la parte trasera de un camión que se encontraba estacionado.

El camión, un Scania G-410 (patente OPZ 934), proveniente de la provincia de Mendoza, se dirigía a dejar un cargamento de frutas y verduras a la localidad de El Chaltén. En un momento, su conductor habría decidido frenar su recorrido por precaución debido al estado de la ruta, instancia en la que fue chocado por detrás por la camioneta. Las tres víctimas fatales murieron en el acto.

Dramático salvataje

En el caso tomó intervención el personal de la Seccional Primera y Bomberos de Calafate, tras el llamado del camionero que dio con la presencia de un nene aún con vida entre los hierros retorcidos de la camioneta.

El chico fue rescatado de entre los hierros y llevado en carácter grave al Hospital Samic de la ciudad de El Calafate. Ya en la tarde de ayer, se supo que la vida del nene no corría peligro. Desde el centro asistencial indicaron que sólo presenta una fractura en uno de sus brazos y una herida en el cuero cabelludo.

Las identidades fueron confirmadas por autoridades del colegio Poplards, de Río Gallegos, adonde asistían los menores, y se anunció una misa en honor a las víctimas.

De igual manera, hasta entrada la tarde del sábado, el personal de la Seccional Primera encabezó las pericias en el lugar del siniestro fatal junto a sus pares de Accidentología Vial con el fin de determinar, fehacientemente, las circunstancias en las que se suscitó el hecho.

 

(Fuentes; La Opinión Austral / Ahora Calafate / ElmediadorTV)

 

..