·

El gobierno chaqueño sigue muy de cerca la causa por torturas en Malvinas

El gobierno de esa provincia financiará el viaje de una comitiva a las Islas para recabar elementos de prueba. Diez exsoldados chaqueños están entre los principales denunciantes en el expediente.

El gobernador de la provincia de Chaco, Domingo Peppo instruyó a funcionarios de su provincia a fin de que se dispongan los recursos necesarios, para que próximamente un grupo de excombatientes pueda viajar a Malvinas para recabar pruebas en la causa iniciada por tratos crueles en el conflicto bélico de 1982.

Con el fin de seguir de cerca el avance de la causa que se instruye en el Juzgado Federal de Río Grande, el gobernador Peppo dio indicaciones a la ministra de Gobierno, Jessica Ayala, para disponer el apoyo necesario al reclamo de los diez excombatientes chaqueños que junto con sus pares de Corrientes, denunciaron haber sufrido torturas, estaqueamiento y otros tratos inhumanos durante la guerra con Gran Bretaña en 1982.

Desde la cartera conducida por Ayala se brindaron precisiones del estado de la causa y los próximos pasos para lograr un pronto juicio contra suboficiales y oficiales argentinos que aparecen imputados. La causa es instruida en Río Grande por la jueza Federal Mariel Borruto.

El subsecretario de Gobierno José María Quirós,  Héctor Ortega  (Derechos Humanos), los excombatientes Héctor Fernández, José Alfredo Sánchez y el abogado querellante Miguel  Ángel Ávila, fueron los encargados de brindar precisiones  en una conferencia de prensa realizada en la casa de gobierno chaqueña.

El subsecretario Quirós destacó la valentía de los damnificados que luego de muchos años decidieron contar los padecimientos sufridos en un escenario hostil por la propia guerra y el duro clima. “Apenas 18 años tenían esos soldados, convertidos en hombres que piden justicia por lo que padecieron” y aseguró que el reclamo  de justicia cuenta con “el total apoyo del gobernador Peppo y la ministra Ayala”.

El representante de Derechos Humanos Héctor Ortega, recordó que la causa que se tramita en el juzgado federal de Río Grande comenzó en 2007,  25 años después de haber culminado el conflicto armado en Malvinas.

 

A las Islas con apoyo del Estado

“Un grupo de chaqueños y correntinos radicaron la denuncia en Tierra del Fuego por ser la jurisdicción que corresponde a Malvinas y surgieron 239 testimonios, entre denunciantes y testigos, que acreditan las torturas consistentes en estaqueamiento, sometimiento por privación de la alimentación, enterramientos y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes”, reseñó Ortega.

De izquierda a derecha. Miguel Ángel Ávila, Héctor Ortega, José María Quirós, Héctor Fernández y José Alfredo Sánchez, en la conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

 

Informó que “los abogados defensores de los imputados que son suboficiales y oficiales argentinos, pusieron trabas porque decían que el delito había prescripto por una cuestión de tiempo. Se llegó a 2015- recordó- y  “la causa literalmente estaba en punto muerto, gracias a la confianza que nos brindaron diez ciudadanos chaqueños ,  volvimos a presentar  la denuncia en el juzgado federal de Resistencia donde tomaron conocimientos  los fiscales y enviaron el expediente a Río Grande, caratulado como crímenes de lesa humanidad, y el fiscal de la causa, estudió los testimonios y seleccionó los casos mejor consolidados y más explícitos de las torturas que recibieron nuestros soldados”.

Las víctimas- prosiguió Ortega- son diez  chaqueños y pertenecían al Regimiento de Infantería Nº5 de Pasos de los Libres (Corrientes). Uno de ellos es José Yanevich, que “estando estaqueado, cayó una bomba a diez metros provocándole ceguera permanente, lo cual constituye lesiones gravísimas”.

 

La postura de la querella

Los excombatientes torturados a través del abogado Miguel Ángel Ávila buscan que los acusados sean juzgados lo antes posible.  “Faltan producir las últimas pruebas, por esa razón, gracias al apoyo del gobernador Domingo Peppo y la ministra Ayala, viajaremos próximamente a Malvinas, para realizar fotos del lugar de los hechos y otras medidas”.

Ávila destacó “el coraje de los 10 chaqueños que se animaron a contar después de muchos años, en el 2014, sus historias y siendo subsecretario de protección de derechos humanos, tomé la causa y los acompañé y después de haber cesado en el cargo seguimos trabajando, son 8 los querellantes en una causa sensible. Estos compañeros no van a quedar solos y seguiremos la causa hasta que concluya, y si son culpables los suboficiales y oficiales,  a través de un juicio que paguen”.

 

Un testigo clave

Uno de los testigos es el excombatiente Héctor Fernández, quien dijo que “al momento  que empiezo a enterarme de las cosas que sucedieron en Malvinas, en mi condición  de veterano de guerra  y médico, me  convocan como testigo de la causa: al día de hoy no dejo de sorprenderme. A mis compañeros los enterraban porque tenían hambre y robaban ovejas para comer, esa barbarie no tiene nombre, por eso me inmiscuí demasiado en el tema”. Y agregó: “Por comida  que los estaquen y que hayan quedado atados,  bajo  fuego enemigo no tiene perdón de Dios y esa misma gente amedrenta a los compañeros torturados para que no realicen la demanda correspondiente”, advirtió.

 

Contado en primera persona

José Alfredo Sánchez dijo que agradece al gobernador “por acompañarnos en esta causa y como torturado en la guerra quiero aportar mi testimonio para el esclarecimiento”.

En el conflicto “tuvimos situaciones extremas en la alimentación, en una situación delicada trabé amistad con un isleño, este señor se comportó como tal, y quiero ratificar todo lo dicho contra oficiales y suboficiales que nos infringieron castigo, fui estaqueado durante todo el día, y a las 11 de la noche hubo un bombardeo y me sacaron a punta de fusil y bayoneta, durante el día tomé solo agua con una temperatura de 17 grados bajo cero, tirado sobre la humedad, después de haber sido raneado durante dos y media”, revivió Sánchez los padecimientos en la guerra de 1982.

 

Los denunciantes

Oscar Torres, José Félix Díaz, José Yanevich, Carlos Raymundo Rodas, Orlando Frías   José, Alfredo Sánchez, Horacio Gallardo, Jorge Diez, Rubén Asencio, y José Rubén Suárez, son los diez exsoldados torturados.

 

(Fuente: diario Norte)

..