·

 Favorecidos por el cambio, más de 5.000 chilenos visitan Mendoza

El feriado largo en el país trasandino y la nueva realidad cambiaria han impulsado una marea que se reflejó en el túnel internacional. Hubo 3 horas de espera promedio en pasos internacionales.

El 15 de setiembre del año pasado, 1.000 pesos chilenos equivalían a 29 argentinos. El viernes, con el mismo importe de moneda trasandina, se podían comprar 50 pesos argentinos.

Y si bien hay que considerar el aumento de los precios locales por la inflación, la variación en la cotización fue de 72% a favor del peso chileno, mientras el Índice de Precios al Consumidor de la DEIE muestra una variación acumulada desde agosto de 2017 hasta el mes pasado de 35,8%. Esta es una de las razones de la gran afluencia de chilenos a Mendoza este fin de semana, atraídos por el cambio favorable.

El 18 de setiembre es el día de la Independencia Nacional de Chile y el 19, el Día de las Glorias del Ejército. Como se trata de feriados inamovibles, la cantidad de chilenos que visitan la provincia para estas fechas depende de la ubicación en su calendario. En 2017 generaron un fin de semana extra largo, de sábado a martes, pero este año se extendió a cinco jornadas, ya que el lunes es feriado “puente”.

En este sentido es que Fernando Barbera, de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mendoza (Aehga), señaló que la esperada mayor presencia de chilenos en tierras mendocinas se debe tanto a la suba del dólar como al hecho de que cuando el receso es de tres días no llegan tantos turistas como ahora, que suman cinco.

 

Finde extra largo

Arturo González Martín, presidente de la Cámara de Turismo de Mendoza, coincidió en que esta acumulación de jornadas no laborales ha sido beneficiosa para Mendoza, pero que también motivó, según le informaron clientes en Santiago de Chile, que algunos chilenos se inclinaran por destinos más alejados, como Brasil o el Caribe, porque aprovechaban para tomarse toda la semana.

Pese a eso, González Martín indicó que el nivel de reservas en los hoteles integrantes de la cámara oscilaba entre el 80 y el 85%, y que dos cinco estrellas alcanzaban el 95%, pero porque habían albergado a personas que participaron de actividades corporativas y extendieron la estadía.

De todos modos, resaltó que hay turistas trasandinos que llegan sin reserva, que muchos estaban viajando por vía terrestre y llegarían después de las 18, por lo que los niveles de ocupación efectiva recién se conocerán el lunes.

 

85% promedio

Desde el Ente Mendoza Turismo indicaron que la ocupación promedio en el Gran Mendoza será, al fin de los cinco días, como mínimo, del 85%, ya que los hoteles cinco estrellas habían alcanzado un nivel de reservas de 90% y los de tres estrellas, 95% en el Gran Mendoza.

En cuanto a los alojamientos de una y dos estrellas, no suelen manejarse con reservas sino con el pasajero que llega al mostrador, por lo que se tendrán datos el miércoles. A estos porcentajes contribuyen tanto los chilenos como los brasileños y argentinos.

Gabriela Testa, presidenta del Emetur, explicó que cuando el período de receso es tan extenso –como este año para Chile–, hay personas que llegan el mismo viernes, pero otras pueden hacerlo el martes o miércoles y quedarse hasta el próximo fin de semana.

Lo cierto es que ayer, desde la mañana, había demoras de tres horas en la aduana argentina, debido al gran flujo de vehículos particulares. Desde Gendarmería Nacional indicaron que entre las personas que pasaron el viernes y las que pasaron ayer desde Chile, alcanzan (al cierre de esta edición) 5.116 personas. Se debe tener en cuenta que 48% de los viajeros llegan en auto, 40% en ómnibus y 12% en avión.

 

Comportamiento

Gabriela Testa detalló que, según datos de 2017 de la Encuesta de Turismo Internacional que realiza Nación, el 65% de los chilenos que llegan a Mendoza lo hacen por ocio y vacaciones, 15% para visitar a familiares y amigos, 10% por negocios y 10% por otras razones (entre las que se destacan los procedimientos médicos).

Dentro del ocio, los atractivos son la gastronomía -vinculada al turismo del vino-, la oferta cultural, la recreación nocturna, los casinos y las termas.

Los chilenos también se inclinan por los tratamientos estéticos y la peluquería. De hecho, Testa comentó que muchas perfumerías del centro iban a abrir horario corrido estos días. En sus valijas se llevan productos de farmacia, chocolates, libros (que en Argentina no tienen IVA), regionales y cueros.

Los comerciantes se ilusionan conque el cruce se revierta. “Esto es cíclico. El año pasado los mendocinos iban para allá y ahora los chilenos vienen para acá. Ojalá vengan con el mismo ímpetu de consumir”, planteó Adrián Alín, presidente de la Cámara Empresaria, Comercio, Industria, Turismo y Servicios de la Ciudad de Mendoza.

En cuanto al gasto promedio, según el relevamiento nacional, los chilenos que llegan en avión gastan 100 dólares diarios por persona, y los que arriban en auto, 53 dólares.

 

Se esperan cambios en el consumo

El chileno es un visitante frecuente en Mendoza, al igual que el mendocino en Chile. Entre sus actividades predilectas en estas tierras están disfrutar de la gastronomía (particularmente de las carnes), de la oferta cultural y la vida nocturna, y de las termas.

Sin embargo, hasta ahora, las compras no se ubicaban en los primeros puestos de la lista, algo que en los centros comerciales locales advierten que podría modificarse.

Andrés Zavattieri, gerente del Mendoza Plaza Shopping, comentó que el viernes empezaron a notar la llegada de algunos chilenos y agregó que esperan una gran afluencia durante el fin de semana. Las expectativas, señaló, son buenas pero al mismo tiempo son cautos porque considera que los precios todavía son altos en dólares para el consumo extranjero. En cambio, sí son accesibles en lo que a gastronomía y entretenimiento se refiere.

 

 

(Fuente: diario Los Andes)