·

Preocupación en Punta Arenas por la presencia de una jauría de «perros caníbales»

Medios regionales señalan que el grupo de perros también ataca a vecinos y niños. Este fin de semana mataron y se comieron los restos de cinco canes.

Medios regionales de Chile reproducen a esta hora la preocupación que existe en Magallanes ante la presencia de una jauría de «perros caníbales», que siembran el pánico entre los vecinos de Punta Arenas.

De acuerdo a lo que señala el diario El Pingüino, el grupo de perros, que concentra a cerca de 15 canes, ha atacado en reiteradas oportunidades a vecinos y niños de la zona, llevando a que comerciantes de la zona alta de Punta Arenas pidieran auxilio a las autoridades, ya que este suceso ha hecho que sus clientes dejen de llegar a sus locales.

Sin embargo, lo ocurrido ayer terminó de sorprender a propios y extraños, luego de que esta jauría atacara y se comiera los restos de cinco canes en una plaza pública.

La nota de El Pingüino

Un llamado a Pingüino Multimedia dio la alerta: el cuerpo de cuatro perros muertos yacían en la Plaza general José Alejandro Bernales Ramírez, ubicada en la Población El Pingüino, sector alto de Punta Arenas. Los motivos no estaban claros, las primeras informaciones hablaban de que los animales habían sido atacados por personas, sin embargo todo parece indicar que los canes fueron atacados por otros perros.

La escena era terrorífica. Los animales tirados dentro de un cierre perimetral, dos al costado del gimnasio El Pingüino, otro en una multicancha y el tercero en medio de una plaza de juegos. En eso llega una jauría, más de 15 perros entran a la plaza y en grupo comienzan a comerse los restos de uno de los animales.

Los vecinos están aburridos de esta situación. Viven con el miedo permanente de que uno de los suyos sea atacado. Benito Díaz, vecino del sector, señala que “hay una jauría de perros que siempre ha matado a otros perros. Se ha llamado a diferentes autoridades y nadie hace nada por tratar de capturar a esos perros. No sé, hacer algo para que no sigan matando a los animalitos acá en el barrio”.

Benito agrega que “estos perros corretean a los niños, son bastante peligrosos, estos perros siempre han matado a los perros más chicos y se los comen”, asegura.

Don Pedro tiene un almacén justo frente a la Plaza. Los perros han alejado a sus clientes y asegura que “hay que andar con piedras y ha andado gente que no puede entrar al negocio, porque los perros no te dejan entrar o va gente y (los perros) los atacan, entonces está malo lo que está pasando acá”.

Agrega que “andan como 18 o 20 perros, pero andan dos perras en celo, entonces anda un motón (de perros) en la esquina y otro montón en la otra esquina, no puede haber tanto perro acá”. Incluso asegura que hay gente que entra a su local solo para protegerse de los ataques.

Su mujer, Teresa Añasco asegura que “yo el otro día conté 18 perros, vienen para acá y se pelean entre ellos. El otro día iba a tomar colectivo en Pedro Bórquez y resulta que estaban peleándose dentro del recinto del parque, una feroz pelea que da miedo pasar”.

Tersa agrega que “nadie hace nada, yo he ido a varias partes a reclamar porque todo el tiempo pasa lo mismo. Las perras en celo a los meses están con sus crías y esos perros van creciendo, se van reproduciendo, entonces uno no sabe qué hacer. Aquí en mi negocito he perdido un montón de clientela porque resulta que la gente de arriba que me venía a buscar, no viene, por lo mismo, porque los perros atacan a las personas, han mordido niños”.

Asegura que ha denunciado esta situación ante el Municipio. “Yo el otro día fui a reclamar a Aseo y Ornato, porque habían mordido a una niña de 7 años y me dijo la señora “tienen que constatar lesiones y con muestras de que los perros los mordieron”, entonces yo le dije “¿a usted le gustaría pasar por ahí y que la ataquen 10 perros?”, no, es demasiado. Yo he puesto no sé cuantas veces reclamos y nadie hace nada”.