·

Peleas, denuncias y un detenido en la entrega de bonos para el gas

La demanda sobrepasó largamente el cupo dispuesto por el gobierno provincial. Los vecinos reclaman que la empresa no les quiere entregar las garrafas si no van con dinero en efectivo. Hubo incidentes y un detenido en la margen saber.

La distribución de bonos solidarios para la compra de garrafas derivó entre viernes y sábado en un  verdadero escándalo y peleas, incluso con un detenido por desórdenes que quedó alojada en la comisaría Cuarta de Río Grande.

La entrega de los vales para la adquisición de garrafas y tubos de gas en comercios autorizados se efectúa desde este viernes en oficinas de la Secretaría de Coordinación Territorial y Participación Comunitaria, en calle Puestero N° 50 de la Margen Sur.

Se trata de vales extraordinarios para la adquisición de gas envasado de forma gratuita, para usuarios que al día de la fecha no cuentan con carga en sus “Tarjetas Solidaridad”.

La necesidad de la gente superó largamente el número de vales puestos a disposición y la situación terminó esta mañana desmadrada y con incidentes que requirieron de la intervención policial para intentar ordenar la situación.

 

Denuncias y quejas

Vecinos indignados y urgidos por la llegada brusca del frío invernal presentaron sus reclamos ante los micrófonos de ((LA 97)) Radio Fueguina, reclamando que es muy escasa la cantidad de bonos puestos a disposición. Denunciaron, para peor, que la empresa distribuidora realiza maniobras especulatorias, negándoles las garrafas porque las que tiene sólo se entregarían a cambio de dinero en efectivo, según los denunciantes.

“Nos dicen que la planta no tiene gas pero vemos a los camiones repartiendo garrafas a quienes les pagan con dinero”, testimonió uno de los vecinos, que precisó además que son 3.700 las familias que demandan subsidio en la zona sur de la ciudad.

Por su parte, la responsable de la oficina, Valeria Sánchez, admitió que es muy elevada la demanda y aclaró que están dispuesto cupos extraordinarios para paliar la llegada temprana del frío intenso.

Desligó, sin embargo, al gobierno provincial por las posibles maniobras especulativas de la empresa y sentenció que ese tipo de problemas deben ser resueltos entre el cliente y el distribuidor del gas.