·

Por medidas de fuerza, no hay atención en SENASA

Los trabajadores de Río Grande comenzaron un paro por 48 horas, pidiendo la reincorporación de los más de 200 despidos registrados en las últimas horas a nivel nacional.

Los vecinos que este fin de semana largo pretendan salir de la provincia con sus mascotas deberán pensarlo dos veces: es que el Servicio de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) no está atendiendo al público en la ciudad de Río Grande.

Esto se debe a un paro por 48 que comenzó este jueves y se extenderá hasta mañana viernes, en el marco de un plan de lucha iniciado por los trabajadores luego de que se conociera el despido de más de 200 trabajadores del organismo.

El «ajuste» en SENASA

El ajuste de personal del Estado llegó este martes al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), bajo la órbita del Minsiterio de Agroindustria, desde donde se enviaron 213 telegramas con los cuales se comunicó el cese laboral a esa cantidad de personas.

Del total, un 65% cumplía tareas administrativas y el resto estaba asignada a funciones técnico-operativas, con contratos indefinidos. Es decir, ninguno formaba parte de la planta permanente, pero tampoco tenían fecha próxima de caducidad en sus convenios. Habitualmente esos contratos se van renovando.

La mayoría estaba enrolada en lo que se denomina «artículo 9», una modalidad de contratación habitual en el Estado argentino, por la cual se contemplan renovaciones sucesivas o la posibilidad de «prescindencia inmediata». En este caso se les pagará el mes de preaviso, pero no estaría establecido que ese beneficio sea obligatorio. Y una minoría, 85 casos, eran «asistencias técnicas» instrumentadas a través de la Fundación ArgenInta.