·

Revuelo en Santa Cruz: A Río Gallegos también le llegó la “Municipalización”

Vecinos de barrios periféricos llevan adelante un proyecto separatista. El gobierno provincial no está de acuerdo pero accedió a discutir el tema que sería enviado a la Legislatura.

El grupo de vecinos que la semana pasada se mostró a favor de impulsar la independización de la comuna riogalleguense, se reunió con funcionarios provinciales y evaluaron alternativas.

Para el Gobierno la solución es otra, pero para algunos dirigentes de la periferia, la municipalización se tiene que llegar a discutir en Diputados.

Aunque para algunos la noticia de la posible independización de los barrios alejados de Río Gallegos pudo resultar exagerada, el Gobierno de la Provincia de Santa Cruz se tomó en serio el asunto, y al día siguiente en que el diario  TiempoSur diera a conocer el tema, varios funcionarios de Alicia Kirchner se reunieron con los vecinos.

Las declaraciones de Javier Santo, titular de la Junta Vecinal del barrio San Benito, habían generado una implosión entre las barriadas del Bicentenario, Santa Cruz, 22 de Septiembre, Aires Argentinos, Patagonia, SPSE, Padre Olivieri, Los Álamos, Virgen del Valle y Los Alerces, que de pronto, se vieron involucrados en una idea que, aparentemente no está del todo consensuada, y a la que todavía le falta mucho por definir.

Pero cuando Santo habló con TiempoSur lo hizo desde la más absoluta convicción. Y es que no hay una mirada atenta del municipio a su barrio, tampoco al de los demás que componen a un sector populoso, de clase media para abajo, que tiene a más de 30 mil vecinos, algunos fuera del ejido urbano.

 

Las quejas de los separatistas

La recolección, la falta de pavimento, el estado de las calles de tierra y sin identificación clara. Esas mismas calles con barro, sin desagües, no tener espacios verdes para llevar a los pibes, la proliferación de perros, son sólo algunas de las quejas que caen sobre la administración de Roberto Giubetich (actual intendente de Río Gallegos) pero que antes fueron para Cantín.

Fue justamente este último quien en 2014, con la ampliación del ejido urbano, incorporó más de 10.000 nuevos contribuyentes del San Benito, Bicentenario, Lolos y Olivieri, después de que, en agosto de 2013, la Cámara de Diputados ampliara los límites de la ciudad. En aquel entonces, lo que se promocionó como una buena noticia en términos recaudatorios, por el cobro de tasas de barrido, limpieza, recolección, impuesto al baldío e inmobiliario, fue en verdad un dolor de cabeza para el Intendente, que a puertas cerradas, no evitaba quejarse de la falta de herramientas para atender a esos nuevos barrios.

Por el momento, se desconoce qué piensa la administración local de Cambiemos acerca de la iniciativa separatista, que pretende crear un nuevo municipio en Santa Cruz. De hecho, los vecinos se juntaron el jueves con el presidente de Servicios Públicos, Lucio Tamburo, el gerente de Distrigas, Daniel Murgia, Mariano Gauna de Vialidad provincial y el secretario de Gobierno e Interior, Martín Chávez.

Ahí, el único concejal presente fue Eloy Echazú, que definió el proyecto de independización como parte del enojo porque “los vecinos pagan impuestos, están al día y no tienen ningún tipo de servicios ni respuestas”.

 

 

Vecinos de primera y de segunda

Quien también opinó del tema fue el concejal del FPV, Martín Medvedovsky, para quien “pareciera haber vecinos de primera y de segunda. Giubetich desprecia a los barrios San Benito y cercanos porque están dentro del ejido y según el último censo no están contabilizados”. Esto último, sirve de “excusa para no brindar servicios” y es por eso que, por ejemplo, “los planes de limpieza solamente benefician al casco céntrico”.

Durante el encuentro se barajaron distintas alternativas, es decir que no todos están seguros de querer dejar de pertenecer a Río Gallegos, una decisión que claramente los excede.

El Gobierno Provincial no apoya la idea. Según dijo el Secretario de Gobierno e Interior, “la Municipalidad de Río Gallegos puede y debe atender los servicios de esos barrios con los fondos que tiene”.

Chávez mencionó el caso de El Chaltén, como el registro de la última municipalización que se dio en Santa Cruz, pero que sin embargo, marca una enorme diferencia, en función de sus recursos provenientes del turismo.

Para el Secretario “esto no es una decisión sólo de los vecinos y vecinas, sino que van a  decidirlo los diputados que representan a todas las ciudades” y que, de aprobarse, “significaría menores ingresos coparticipables para el resto de las localidades”.

Durante el encuentro, las opciones que se escucharon fueron la descentralización de los corralones municipales, tal como se hizo en algunos municipios de Buenos Aires, la creación de delegaciones municipales, como sucede en Fitz Roy, o avanzar en la figura de “comunas” o de un presupuesto participativo.

 

Los fondos “están”

“Esas son alternativas pero lo realmente importante para nosotros, es que esto es un tema de servicios, y Río Gallegos tiene los fondos y la cantidad de empleados para hacerse cargo”, insistió el funcionario provincial, que pidió “no dejarnos distraer por bombas de humo”.

Lo cierto es que después de la reunión, desde la vecinal del San Benito hicieron conocer que si bien la charla fue “excelente” ellos seguirán con “este ambicioso proyecto de municipalización de nuestros barrios” y por lo tanto, la siguiente etapa será “una encuesta con los vecinos, para saber qué desean” para después “analizar las ventajas y desventajas de esta idea esperanzadora para muchos de nosotros”.

 

(Fuente: diario Tiemposur)