·

Falleció la exfuncionaria menemista María Julia Alsogaray

La ex secretaria de Medio Ambiente María Julia Alsogaray murió en la madrugada de este domingo a los 74 años, informaron a Télam allegados a la familia.

La ex secretaria de Medio Ambiente del gobierno de Carlos Menem, María Julia Alsogaray, murió en la madrugada de hoy a los 74 años, informaron a Télam allegados a la familia.

María Julia Alsogaray, que en octubre hubiera cumplido 75 años, había estado internada semanas atrás en el sanatorio Los Arcos a raíz de un cáncer de páncreas y había vuelto a su casa donde compartió sus últimos días con su familia y sus amigos, indicaron las fuentes.

Era hija de Alvaro Alsogaray, fundador de la Unión del Centro Democrático (Ucedé), ex ministro de Industria y de Economía y máximo defensor del liberalismo ortodoxo en el país durante buena parte del siglo XX.

María Julia Alsogaray había enfrentado siete juicios por su desempeño en la función pública, que ejerció durante las presidencias de Carlos Menem (1989-1999), y se encontraba en medio del octavo proceso cuando a principios de agosto debió ser internada luego de una larga dolencia.

Poco después el Tribunal Oral Federal (TOF) 6 suspendió -por razones médicas- el juicio que llevaba contra la ex funcionaria cuando fue interventora de la empresa telefónica estatal Entel, a raíz del presunto pago ilegítimo de una deuda a la empresa Meller S.A durante la liquidación de la firma. Alsogaray enfrentaba ese proceso en libertad condicional, condición que obtuvo a finales de 2016 al cumplir los dos tercios de la condena unificada por las causas en las que fue hallada culpable.

 

Ascenso, decadencia y muerte

Cuando se sumó al gobierno corrupto de Carlos Menem en 1989, María Julia Alsogaray tenía un patrimonio acotado: un departamento con cochera, y dos automóviles de 8 y 10 años de antigüedad. Su liquidez también era escasa: apenas 30 mil australes.

Cuando dejó el poder, contaba con 2 departamentos y un pequeño petit hotel en Recoleta, uno en Flores y otro en Nueva York frente al Central Park, un auto Mercedes Benz, una 4×4, una bóveda en Recoleta, cuentas en Uruguay y en la Argentina y una lapicera francesa de 30 mil dólares.

Sus gastos con tarjeta de crédito pasaron de 23.325 en 1991 a 228.539 en 1999. “La faltan algunos ceros de un lado y le sobran del otro”, cuentan que le dijo uno de sus contadores cuando presentó unas de sus Declaraciones Juradas.

Luego de la caída del poder su caudillo riojano, Alsogaray se convirtió en un ícono de la corrupción de la época, enfrentó ocho juicios y fue condenada en casi todos ellos, perdió gran parte de su fortuna y hace poco fue noticia el remate del inmueble que fue su petit hotel en Recoleta.

Tras recibir el beneficio de la excarcelación por su estado de salud, la dirigente liberal fue internada de urgencia el 8 de agosto pasado en la clínica de Palermo por una complicación de la hemorragia digestiva que padecía.

Murió, finalmente, este 24 de setiembre, bajo el cuidado de sus familiares.

Según trascendió, sus restos serán velados en la mañana del lunes en una casa fúnebre de Capital Federal para luego, cerca del mediodía, ser inhumada en la bóveda que tiene su familia en el cementerio de la Recoleta.