·

Fuerte terremoto en México causa pánico: hay al menos 217 muertos

El movimiento tuvo un nivel de 7,1 en la escala Richter. Se produjeron derrumbes, explosiones e imágenes de pánico en la población

Usismo de 7,1 grados sacudió este martes la Ciudad de México, causando escenas de pánico entre sus 20 millones de habitantes, justo cuando se conmemoran 32 años del terremoto que destruyó la capital en 1985.

El sismo, que el Instituto Sismológico de México estimó inicialmente en 6,8, y luego situó en 7,1. Sin embargo, luego se informó que en realidad fueron dos terremotos distintos, que se produjeron casi en simultáneo alrededor de las 13:14 hs locales. El principal tuvo su epicentro a 55 kms de la ciudad de Puebla, cerca de la capital.

Hasta ahora, se conoce que hay por lo menos 52 muertos. Gran cantidad de videos que circulan en las redes sociales muestran edificios que colapsaron, por lo que la cifra final de víctimas podría ser mayor.

En la esquina de Alvaro Obregón y Medellín se derrumbó casi por completo una clínica de medicina alternativa de cinco pisos.

Tres heridos han sido rescatados de entre los escombros, mientras voluntarios buscan a más personas. «¡Hay gente atrapada!», gritaba una mujer.

En el barrio Roma, hay una escuela derrumbada, que aplastó al menos dos coches.

«Llegamos al colegio y todo el mundo llorando, todo mundo desesperado y los niños agarrados de una cuerda», narró Jorge López, de 49 años, que estaba con sus dos hijos de 6 y 3 años.

El aeropuerto de Ciudad de México suspendió sus operaciones, indicaron las autoridades.

En tanto, funcionarios de Protección civil advierten a la población que hay fugas de gas. «¡No fumen! ¡Hay fugas de gas!», gritaban los socorristas mientras corrían por las calles en el sector de Roma Norte.

«Estoy consternada, no puedo contener el llanto, es la misma pesadilla que en 1985«, dijo entre lágrimas Georgina Sánchez, de 52 años, llorando en una plaza.

En la plaza Cibeles, niños con crisis de pánico fueron desalojados de su escuela, mientras padres angustiados los buscaban entre la muchedumbre, constató un periodista de la AFP.

«Estaba caminando por (la calle) Colima y las ventanas empezaron a moverse. Vi a la gente correr, empezaron a gritar.

Estuvo muy feo. No me quería acercar a ningún árbol. Me tuve que tirar al suelo«, refirió Leiza Visaj Herrera, de 27 años.

«Estuvo bastante fuerte. Los edificios empezaron a moverse. La gente está muy nerviosa. Vi a una señora que se desmayó», relató Alfredo Aguilar, de 43 años.

En el terremoto del 19 de septiembre de 1985, más de 10.000 personas murieron en Ciudad de México.