·

Advierten sobre el ingreso al país de anteojos «basura»

Se trata de lentes de muy baja calidad. En el último año aumentó un 157% y golpeó fuerte a la pequeña industria local.

Las importaciones de lentes de baja calidad o calificados directamente como «anteojos basura» registró en un año un desmedido aumento del 157% y golpeó fuerte a la pequeña industria local vinculada al sector, denunció hoy la Cámara Argentina de Industrias Opticas y Afines (CADIOA).

La entidad empresarial denunció la apertura indiscriminada de importaciones en el sector, que en Argentina genera más de 15 mil puestos de trabajo.

«El mayor problema de las pymes es la caída del consumo interno, se ha desplomado», alertó Norberto Fermani, presidente de la cámara, y reclamó al Gobierno aplicar medidas para evitar el masivo ingreso de anteojos sin la debida prescripción.

El directivo explicó que «en el sector óptico, en un año subieron un 157% las importaciones del sector, esto se debe a que en la Argentina faltan normas técnicas que permitan regular qué anteojos ingresa, como existen en todas partes del mundo».

Además, agregó que «las pymes han tenido una caída del empleo de entre el 8% y 12% en promedio, producto de una baja en las ventas del orden del 35% durante el primer semestre del 2017».

En declaraciones a radio Continental, Fermani cuestionó las estadísticas oficiales sobre crecimiento de la industria y dijo que «muestran que hay una Argentina a dos velocidades».

 

Cifras

De acuerdo con datos del Estimador Mensual Industrial (EMI), la actividad industrial de junio de 2017 presenta una suba de 6,6% con respecto al mismo mes del año 2016 y en el acumulado del primer semestre alcanzó el mismo nivel que el año pasado.

«Hay dos países. Las pymes que son los sectores que generan más empleo, no están creciendo sino que están atravesando serias dificultades», aseveró.

Señaló que «cuando uno camina por cualquier avenida del país se ven locales vacíos, se percibe el miedo en la gente y no hay ningún cambio aún» y consideró que las pymes tuvieron en un año y medio un aumento de costos del 57%».

 

Buenos Aires, NA.