·

Alcohol de más, imprudencia, choque y daños en la Rotonda de las Américas

Tras destruir el cantero perimetral, un automóvil particular impactó contra otro vehículo que terminaba de trasponer el cruce. Ambos rodados terminaron destrozados, aunque no hubo que lamentar lesionados.

Una vez más la emblemática Rotonda de las Américas, situada en la intersección de San Martín y Santa Fe, fue escenario de una espectacular colisión, fruto de la imprudencia y el exceso de alcohol en los conductores.

El choque de turno ocurrió, esta vez, en la madrugada del sábado y tuvo como protagonistas a un Ford Focus (OBU 190) y un Volkswagen Fox (KCI 476) que terminaron casi totalmente destruidos luego de la impresionante colisión.

Eran poco más de las 2 de la mañana cuando el Focus, circulando por San Martín en dirección a Chacrta II a muy alta velocidad, llegó descontrolado al acceso a la rotonda y no pudo evitar impactar contra el cantero central. Tras ello fue a colisionar contra el Fox que, viajando por Santa Fe, en dirección al mar, terminaba de trasponer el cruce.

Como consecuencia del choque, ambos rodados terminaron sobre el cantero opuesto, con daños de consideración que son evidentes en las imágenes que acompañan esta nota.

Por fortuna, y pese a la dimensión del accidente, no hubo que lamentar lesionados.

 

Alcotest y detenido

Al intervenir, personal de Tránsito de la Municipalidad procedió a someter a ambos conductores al test de alcoholemia. Al examen, el propietario del Focus Rodolfo Alcides Figueroa (43) acusó un índice de 1,68, más de tres veces lo permitido para manejar.

En tanto, el conductor del Volkswagen, Sebastián Hernán Ortiz (32) dio 0,44, al límite de lo legal.

Tras los exámenes respectivos y determinar que no había lesionados, se dispuso el secuestro del auto de Figueroa, quien además fue detenido en carácter contravencional, por conducir en estado de ebriedad y por desórdenes.

En tanto, se realizó el acta respectiva para elevar al seguro y que el Municipio de Río Grande reclame al culpable (o a su aseguradora) el resarcimiento por los daños causados al patrimonio público.

Intervineron en la ocasión efectivos de las comisarías Primera y Tercera de la Policía de Río Grande.