·

Elementos rotos y excremento: Jóvenes devolvieron el departamento al IPV

Este martes, el IPV recuperó el departamento de las jóvenes que fueron denunciadas por los vecinos por hacer mucho desorden y fiestas clandestinas. El inmueble fue encontrado con puertas y paredes rotas. Había excremento en una de las habitaciones.

Este martes, el IPV recuperó el departamento de las jóvenes que fueron denunciadas por los vecinos por hacer mucho desorden y fiestas clandestinas. El inmueble fue encontrado con puertas y paredes rotas, como así también excremento en una de sus habitaciones.

En la inspección también se encontró un boquete en una de las habitaciones y una total falta de higiene.

El inicio del problema

De acuerdo al testimonio de los vecinos, las “fiestas” habrían comenzado hace casi medio año, cuando dos jóvenes mayores de edad se mudaron al departamento que había quedado deshabitado.

Allí comenzó el calvario: denuncian que a primera hora de la noche, entre las 22 y las 23 horas, comienzan a llegar decenas de personas, algunas mayores de edad y otras no, quienes participan en fiestas hasta altas horas de la madrugada. Incluso, a veces estas “tertulias” se extienden hasta la mañana.

Son constantes las peleas en los patios internos, producto de la ingesta excesiva de alcohol e incluso los vecinos expusieron que sus propiedades han sido dañadas y vandalizadas.