·

Gobierno inició una investigación sumaria tras el escándalo en la Escuela N° 20

El establecimiento educativo fue ocupado durante días por jóvenes que participaban de un evento deportivo privado. El ministro Diego Romero cargó contra el director de la institución y admitió que se enteró de lo ocurrido por la denuncia de Radio Fueguina.

El ministro de Educación, Diego Romero, confirmó hoy a Radio Fueguina que la cartera que él conduce decidió comenzar una «investigación sumaria» para deslindar responsabilidades respecto a lo ocurrido hace una semana en la Escuela N° 20, cuando la institución fue utilizada como hospedaje de menores de edad que participaban de un evento deportivo organizado por privados.

«Los chicos entraron por una decisión del director«, dijo Romero, cargando contra el titular de la institución, que comparte edificio con la Escuela N° 26, y aclaró que el Ministerio de Educación no estaba anoticiado respecto a las actividades que allí se realizaron.

Para sustentar lo antes dicho, Romero confirmó que él mismo se enteró de lo que ocurría en el colegio de Chacra IV a través de la denuncia de Radio Fueguina y admitió que ni siquiera la directora de la Escuela 26 estaba al tanto de lo que allí ocurría.

Investigación sumaria

«Se inició una investigación sumaria y se mantuvieron reuniones con los supervisores», confirmó Romero a Radio Fueguina y adelantó que «Supervisión Escolar se va a encargar» de que los responsables del escándalo se hagan cargo de lo acontecido.

Asimismo, el Ministro señaló que para su cartera fue difícil conocer lo que ocurría en el establecimiento educativo debido a que los chicos «fueron llegando de a poco, se ocupaba de noche (el edificio) y se prendían pocas luces».

El escándalo

Hace una semana, Radio Fueguina descubrió a chicos caminando en pantuflas y durmiendo en colchones tirados en los salones en la Escuela N° 20.

Los jóvenes, oriundos de la provincia, la región e incluso de Chile, habían llegado a la institución invitados por el club local «El Ciclón», para participar de un torneo privado de fútbol de salón.

Los titulares de diversas delegaciones denunciaron, también en este medio, los maltratos a los que fueron sometidos y la falta de organización del evento, que motivó la llegada de las autoridades.