·

Escándalo en el Gobierno: echaron a Javier Calisaya de la Secretaría de Comercio

La medida fue tomada por la Gobernadora, luego de que se conocieran importantes sanciones a diversas empresas. "Cuenta con las facultades necesarias para tomar las decisiones que considere procedentes", respondió Calisaya.

En el medio de campaña electoral rumbo a las elecciones «de medio término», una nueva disputa dentro del seno del Gobierno salió a la luz, luego de que se conociera la decisión de la gobernadora Rosana Bertone de expulsar al secretario de Comercio de su gestión, Javier Calisaya.

Calisaya, militante del espacio Nuevo Encuentro y una muestra de «pluralidad» dentro del gabinete de Bertone, había sido convocado por la mandataria a los pocos días de su asunción.

El detonante

En los últimos días una serie de infracciones labradas por la Secretaría de Comercio a importantes negocios radicados en la provincia (entre ellos, La Anónima y la concesionaria Ford de nuestra ciudad) habrían generado un cortocircuito entre los peronistas que rodean a la mandataria y Calisaya.

Esta mañana, el propio Javier Calisaya confirmó que el ministro de Economía del gabinete de Bertone, José Labrocca, le había transmitido la decisión del Gobierno de dejar sin efecto su designación como titular de la Secretaría de Comercio. Incluso, Juan Carlos Pino (como si fuese el titular del Poder Ejecutivo) salió a pedir ayer por televisión la cabeza del funcionario.

“Cuenta usted con las facultades necesarias para disponer responsablemente lo que considere corresponda en relación con el cargo que ocupo y el espacio de Nuevo Encuentro”, le respondió Calisaya a Bertone, a través de una nota, y dejó en claro: «En Nuevo Encuentro no renunciamos a los lugares de responsabilidad que democráticamente nos ganamos”.

Advertencias

Ya en las últimas jornadas, desde el espacio Nuevo Encuentro se había alertado sobre medidas del Gobierno que atentaban contra el normal funcionamiento de la Secretaría de Comercio, un órgano de control que había brillado por su ausencia en tiempos de Fabiana Ríos.

Es que, luego de que se conociera la primera multa al supermercado La Anónima, el Ejecutivo provincial ya había dejado sin efecto la designación de Aníbal Chaparro (abogado del organismo) y de Itamar Paro (subsecretaria), además de haber paralizado la licitación para convocar a nuevos inspectores.