·

Así refleja el “Pengüin News” la tarea de la Cruz Roja en Malvinas

El diario kelper en Malvinas entrevistó al jefe de la misión, Laurent Corbaz. Abre cifradas esperanzas, pero duda de un éxito completo del operativo de reconocimiento de cuerpos.

El único periódico que se edita en las Islas Malvinas reflejó desde un aspecto técnico el trabajo de la Cruz Roja Internacional en el cementerio de Darwin, destinado a reconocer los cuerpos de los 123 soldados argentinos enterrados en el cementerio de Darwin luego de la guerra de 1982.

El “Pengüin news” publica una entrevista al titular del CICR y a la vez jefe del operativo, Laurent Corbaz, coordinador operacional del proyecto, quien explica en detalle los pasos a seguir, con ayuda de expertos de España, Gran Bretaña y del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Corbacz declara su fe en un resultado altamente favorable, pero predice que no habrá una respuesta “para todas las familias involucradas”, y explica las razones de ello.

El experto indica, asimismo, las dificultades que presenta la misión y el rol del suelo en la conservación de los cuerpos. Revela cómo han sido enterrados los soldados argentinos y advierte que la Cruz Roja supervisará el modo como el gobierno argentino maneje la información entregada.

Texto completo de la nota:

La Cruz Roja comenzará a exhumar cuerpos argentinos

Con 123 tumbas a ser exhumadas, 140 familias esperan noticias. La exhumación e identificación de los combatientes argentinos en Malvinas traerá noticias a algunas familias, pero no a la totalidad de las involucradas.

El Jefe del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y Coordinador de Operaciones en el proyecto de identificación de los restos de los soldados argentinos enterrados en el Cementerio Darwin, Laurent Corbaz, explicó que, más allá de esta anomalía, experimentos previos en otros contextos han demostrado que “siempre han habido casos complicados donde no estás 100% seguro, y donde es difícil dar una luz verde sobre una coincidencia positiva [de ADN].”

El Sr. Corbaz arribó a Malvinas el sábado antes que el resto del equipo, el cual arribará el 15 de junio.

Habló de las tres fases involucradas en el proyecto, la primera de las cuales está siendo finalizada. Esto implicó establecer con certeza que “los arreglos logísticos, jurídicos, políticos y administrativos” se encontraban en orden, para asegurar que la operación podría ponerse en marcha “en las mejores condiciones posibles.”

Ahora que el equipamiento requerido ha arribado a Malvinas, la segunda fase dará comienzo, “probablemente el día 19, o algunos días después, comenzando concretamente con la exhumación y el trabajo de tomar muestras óseas de los diversos restos humanos…”

Se espera que esta fase dure hasta finales de agosto.

Tercera etapa

La tercera fase consistirá en el análisis de los resultados y la presentación de los informes a las familias, y el gobierno interesado, la cual se espera que tenga lugar a finales de este año, dijo el Sr. Corbaz.

Mientras tanto y en paralelo a todo el proceso, “mis colegas en Argentina también han estado tratando con el gobierno y el Ministerio de Justicia para asegurar que todas las familias involucradas estén, en primer lugar, de acuerdo con el proceso.” Él ha confirmado que ése es el caso y que las familias han entregado todo lo que poseían en relación a muestras de ADN, y cualquier otra información ante-mortem.

El suelo también jugará un papel en la identificación. El terreno del cementerio es bastante ácido, lo cual es “una buena señal en la preservación de tejidos blandos,” lo que podría ayudar en la investigación. De todas maneras, también puede ser una mala señal en la conservación de ADN, aclaró Corbaz, “o porque no hay suficiente información o garantías de coincidencia con las muestras de ADN recogidas de las familias.”

Advirtió: “Estamos muy seguros de que tendremos cierto éxito, pero somos muy prudentes en la cantidad de éxito que podamos tener. El porcentaje más alto no es algo a lo que podamos apuntar.”

Una vez que los resultados se hayan obtenido, la CICR “continuará acompañando el proceso en Argentina, y se asegurará de que se realice con los más altos estándares posibles.”

Un psicólogo

Un psicólogo acompañará a las familias al preciso momento de recibir los resultados: “Ya sea para entregar una respuesta positiva, lo cual consistiría en una confirmación del fallecimiento, o una respuesta negativa, lo que significaría la imposibilidad de decir dónde desapareció el familiar.”

Allí es donde termina la responsabilidad del CICR. El Sr. Corbaz aclaró, no obstante, que su requerimiento no se centraba en “mover los cuerpos a otro lugar diferente al en el que se encuentran, simplemente los re-enterraremos allí…” Una bendición católica será dada sobre las tumbas luego de que los restos sean re-enterrados.

El equipo 

Actualmente en Malvinas se encuentran el Sr. Corbaz y dos técnicos informáticos quienes están instalando el equipo en el cementerio. Los siguientes en arribar serán el Jefe del Equipo Forense, Maurice Tidball-Binz (quien ha visitado el lugar anteriormente) y 10 científicos aproximadamente. Los científicos incluyen expertos forenses del CICR, otros de la Universidad de San Sebastián en España especialmente contratados para este proyecto, y “en concordancia con el acuerdo entre Reino Unido y Argentina,” dos expertos forenses de Argentina y dos del Reino Unido.

Residirán en el Hospedaje Darwin.

Una declaración del Gobierno de las Islas Malvinas señaló que han puesto en marcha los arreglos jurídicos necesarios para la exhumación, y proporcionará todo apoyo logístico que sea solicitado para “facilitar este importante trabajo humanitario.”

El Cementerio Darwin se mantendrá cerrado al público durante el trabajo del CICR, el cual se espera que dure desde el 18 de junio de 2017 hasta el 30 de septiembre inclusive.

(Traducción: Rodrigo D’Agostino)

La nota original en el Pengüin News:

«Red Cross exhumation…»