·

El oficial Cristian Balaguer, otra vez en la Unidad de Detención

El policía, condenado por dar muerte a un delincuente, se presentó en la Unidad de Detención este miércoles a primera hora. Aún tiene que cumplir dos años y ocho meses de la pena impuesta por la Justicia.

Este miércoles a primera hora, el joven oficial Cristian Balaguer se presentó en la Unidad de Detención de la ciudad de Río Grande para cumplimentar la condena de cinco años que pesa sobre él, luego de que se lo encontrara culpable de dar muerte al delincuente Víctor «Chucky» Andrade, en septiembre de 2010.

El abogado defensor de Balaguer, Dr. Francisco Giménez, confirmó a Radio Fueguina admitió que se están realizando tareas para presentar un «recurso de queja» ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Asimismo, Giménez aseguró que a Balaguer le restan aún 2 años y ocho meses de prisión para completar la pena impuesta por la Justicia, aunque podrá acceder, en caso de cumplir los requisitos pertinentes, a las salidas transitorias en unos tres meses.

La noche del drama

El hecho se remonta al 21 de septiembre del año 2010 cuando, tras una persecución policial, la víctima quedó acorralada en el garaje de una vivienda y sufrió el disparo de un arma tipo escopeta anti tumultos que al impactar en la arteria femoral de una pierna le provocó una herida mortal.

Según la investigación realizada en la etapa instructora, ese día los efectivos policiales César Gualtieri y Balaguer a bordo de un móvil policial observaron que por la calle Thorne entre Mosconi y Almafuerte circulaba en exceso de velocidad y de manera zigzagueante un cuatriciclo conducido por la víctima, que al divisar a la policía, emprende la huida por la calle Thorne y, luego de cruzar la calle Schweitzer dio la vuelta en ¨U¨ dirigiéndose directamente hacia el móvil policial, el que fue eludido.

balaguer

Balaguer, con su uniforme de policía

Durante el raid así descripto, el cuatriciclo conducido por Andrade detiene su marcha e ingresa al garage de la vivienda ubicada en la calle Almafuerte 1225. En este contexto, arriba el móvil policial al lugar, desciende su conductor el oficial Gualtieri y en momento en que se dirige hacia la persona de Andrade. Balaguer observa que éste pretendía agredir a su colega con un caño de hierro rectangular. Para ello, Balaguer, portando una escopeta en mano, realizó un disparo con el arma tipo escopeta que al impactar de manera directa sobre la parte inguinal izquierda de la víctima, provocó la rotura de la vena femoral, y una vez en el suelo reducido y esposado, fue trasladado al Hospital Regional.

Luego de ser intervenido quirúrgicamente y de haberle extraído restos del material del disparo sufrido, el día 23 de septiembre se produce el deceso de Andrade debido a un “shock hemorrágico grave”.