·

Detuvieron al «rey de La Salada»: se resistió a escopetazos

Jorge Castillo, se baleó con policía cuando fueron a apresarlo en su casa en Luján e hirió a un agente. Es acusado de asociación ilícita. Según el fiscal Scalera, lideraba la banda de "Los Chaqueñitos" que cobraba $500 por día para instalarse en puestos aledaños a la famosa feria de Lomas de Zamora.

Castillo, conocido como «rey de La Salada«, fue detenido junto a otras 30 personas tras resistir a tiros a un megaoperativo realizado esta mañana en el predio de la feria Punta Montogotes, del partido de Lomas de Zamora, y otros puntos del Gran Buenos Aires, en el marco de una acusación por extorsión y asociación ilícita.

Fuentes policiales informaron que el «rey de la Salada» fue detenido en su casa de la localidad de Luján, en lo que fue uno de los 57 allanamientos realizados.

Las primeras versiones indicaron que al acudir al lugar la Policía, Castillo respondió con balazos disparados con una escopeta, lo que provocó que un uniformado resulte herido al alcanzado por esquirlas.

También fueron detenidos dos efectivos de la Policía bonaerense y uno de la Policía Federal y se secuestró una gran cantidad de armas de fuego sin estar registradas de manera oficial.

«La carátula de Sergio Castillo es por asociación ilícita, en calidad de jefe u organizador. Yo no me hice todavía con las actuaciones realizadas en su domicilio, pero la información que tengo es que al ingresar el personal policial para hacer efectiva la detención y el allanamiento, el señor Castillo habría realizado un disparo con una escopeta y las esquirlas habrían impactado en el rostro de un efectivo policial», afirmó el fiscal general adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, en declaraciones al canal Crónica TV.

A lo largo del último año, en las inmediaciones a la propia La Salada se habían vuelto a instalar ferias callejeras con nuevos puestos. Así, se incumplió la medida judicial establecida a inicios de abril de 2015, que prohibía la presencia de dichos comercios en la vía pública.

«A partir de distintas medidas de prueba, se constató que hay distintas bandas, asociaciones ilícitas, que operan en los puestos callejeros de La Salada. A partir de eso, se requirieron una serie de medidas al juez de garantías: algunas de ellas fueron los allanamientos y las detenciones que se llevaron a cabo», afirmó Scalera.

«Se produjeron distintas medidas de prueba que dieron como resultado que el señor Castillo y otras personas integraron asociaciones ilícitas que no sólo explotan el negocio dentro del predio cerrado, sino también por fuera«, agregó Scalera.

Al parecer, la banda de «Los Chaqueñitos» le cobraban $500 por día a cada a los representantes de cada puesto callejero de un metro por un metro instalados en las calles de la zona.

La medida judicial afecta exclusivamente a los puestos callejeros de la zona; el predio cerrado de La Salada continuará funcionando, en principio, con normalidad.

Según indicó el fiscal Scalera, después de ser detenido, el «rey de la Salada» fue derivado a la alcaidía Unidad Nº 40 de Lomas de Zamora.