·

La aventura que pudo ser tragedia: pánico e hipotermia en un trekking a Laguna Turquesa

38 alumnos del Colegio Luis Piedrabuena realizaron una dura denuncia contra las autoridades de la institución, que organizaron una caminata en la cual los jóvenes terminaron perdidos, con principio de hipotermia y ataques de pánico.

El pasado 25 de mayo, 38 alumnos del Colegio Comandante Luis Piedrabuena vivieron una verdadera odisea mientras se disponían a realizar un trekking en la zona de Laguna Turquesa, en cercanías a Ushuaia.

Todo había comenzado como una actividad planificada por las autoridades del establecimiento educativo y organizada para alumnos de 5to año de la escuela con orientación a la Educación Física. Para ello, se dispuso una comitiva de dos docentes para llevar adelante esta travesía, una de las más atractivas con  las que cuenta la provincia.

Si embargo, ya desde un principio tomo comenzó a fallar. es que uno de los docentes que había diagramado la actividad quedó cesante unos días antes del 25 de mayo y fue reemplazado por la maestra titular: Juan Lopinto y Gimena Pérez serían entonces los encargados de custodiar la caminata, acompañados por un guía.

El comienzo de los problemas

El mismo 25 de mayo, una intensa nevada (la primera del  año de esa magnitud) sorprendió a los fueguinos e incluso llevó a los medios nacionales a hacer referencia a las inclemencias climáticas que azotaban a la provincia. Sin embargo, se decidió proseguir con el plan.

Todo comenzó minutos antes de las 7 de la mañana, con la salida correspondiente de la ciudad de Río Grande. La comitiva de la comunidad educativa del Piedrabuena pasó por Tolhuin y finalmente llegó al sector de ingreso a Laguna Turquesa.

De acuerdo al testimonio de los alumnos, que dialogaron con Radio Fueguina, ya desde un principio la situación se desmadró: es que los adolescentes aseguran que a los pocos minutos de iniciada la actividad, los dos docentes se habían perdido.

Todos los jóvenes coinciden en señalar al supuesto «guía» de la actividad como el principal responsable de lo que a continuación ocurriría: principios de hipotermia, pánico y miedo en la montaña. Los alumnos señalan que algunos terminaron enterrados en la nieve hasta la cintura, que los párpados se les pegaban debido a la escarcha y que incluso otros sufrieron caídas debido a la imposibilidad de realizar la caminata en condiciones.

Afortunadamente, primó la cordura por parte de las autoridades que acompañaban a los adolescentes y se decidió discontinuar la caminata, suspendiéndola y emprendiendo el regreso al punto de ingreso.

Llegada de las fuerzas de emergencia

Los niños también explican que, una vez habían retornado al punto inicial de la caminata a Laguna Turquesa, se encontraron con personal de Defensa Civil. Sin embargo, de acuerdo a lo que dicen, los docentes les habrían dicho que no comenten lo que había ocurrido minutos antes.

Para evitar la burocracia que puede conllevar una investigación para esclarecer lo ocurrido ese 25 de mayo, los padres de estos alumnos decidieron enviar una nota al Ministerio de Educación y alertar a los medios de comunicación sobre lo ocurrido.

Más allá de que no se hayan registrado heridos de gravedad, la denuncia es grave y los padres, y la comunidad toda, esperan la explicación de las autoridades del Colegio Luis Piedrabuena para esclarecer lo que pudo ser una tragedia.