·

Desgarrador: regaló a su bebé a un canillita en pleno centro

El episodio se registró en la plaza San Martín de Orán. La madre encomendó a la dueña de un quiosco de diarios que le cuidara la criatura y nunca más regresó. Luego de una horas, fue detenida.

Una mujer fue detenida luego que le regalara su bebé a una canillita que vendía diarios en la plaza San Martín de la ciudad salteña de Orán.

Según la canillita, en primer lugar la mujer le pidió que tuviera por unos momentos al bebé, que lo cuide, y aseguró que iba a volver.

La vendedora de diarios -embarazada de siete meses- una vez que terminó con el reparto y al ver que la mamá no volvía, llamó al 911, para denunciar la casi inverosímil situación, que quedó registrada en las cámaras de seguridad.

Leila Gareca, de 26 años, quien vende diarios todas las mañanas en la plaza San Martín, dijo que su inminente maternidad la puso sentimental, que vio a una mamá nerviosa que sacó la partida de nacimiento y creyó que necesitaba hacer un trámite.

«Pero yo la vi extraña, me pidió que lo tenga unos minutos, después me preguntó sobre el ómnibus urbano y finalmente se alejó diciéndome ya vuelvo», dijo la canillita.

Fuentes de Orán aseguraron que tras la denuncia de la vendedora de diarios y los datos aportados por la cámara de seguridad urbana se logró el perfil de la madre, y con la asistencia de Gendarmería Nacional y la Policía de Jujuy se logró dar con la madre de Franco David S. nacido el 19 de mayo a las 20:01.

La mujer, identificada como Cristina Soledad S., es oriunda de la ciudad de Orán pero con residencia laboral en el departamento Tupungato de Mendoza.

Fuentes de la zona dijeron que al parecer la mujer había regresado a Salta cuando se hallaba cerca del alumbramiento y que debía regresar a Mendoza, donde tiene su fuente laboral y su domicilio.

Cuando fue hallada había abordado un ómnibus de larga distancia, que por suerte y eficacia policial fue detenido en la provincia de Jujuy para verificar la presencia de la mamá desalmada.

La mujer fue conducida en calidad de detenida hacia la ciudad de Orán, donde prestará declaración ante el Juzgado correspondiente.

Algunas personas consultadas aseguraron que el caso de esta mujer se repite año a año, aunque no en forma tan visible como ocurrió esta vez frente a la plaza San Martín.

Muchas chicas vuelven de la cosecha de los valles del sur del país embarazadas a Orán, y son sus familiares quienes se hacen cargo muchas veces de esas criaturas, ya que sus madres vuelven al sur del país, donde hay trabajo, algo que desde hace décadas falta en los departamentos de frontera de toda la provincia..

Se supo que el bebé se encuentra en perfectas condiciones de salud, pero que presenta una malformación en una de sus piernas, más precisamente en uno de sus pies.

Leila dijo este martes que «al pasar el tiempo y después que vendí todos los diarios el bebé estaba algo molesto, pero no lloraba. La mamá me había dejado un pequeño bolso con pañales, lo desvestí y lo cambié, y allí vi una malformación en uno de sus pies».

«Luego junto con la verdulera, quien me acompañó desde el primer momento, comenzamos a buscar a la mamá por toda la plaza, por las oficinas públicas, y a las 14 llamamos al 911. Ella cuando me lo dejó me dijo que necesitaba hacer un trámite urgente.

Estaba ella muy nerviosa y yo como toda mamá encariñada con esa criaturita, que nos había alegrado el mediodía, a mí y a la verdulera. Las dos estábamos chochas esperando a la mamá. Jamás pensamos que se había ido de la ciudad», contó la vendedora de diarios.

«Lo bueno que el bebé se reencontró con su mamá, con la ayuda de la Policía, de la Gendarmería o de Dios, quien no quiso que se separaran, porque ese bebé necesita de su madre y mucho», concluyó.

Fuente: El Tribuno