·

El Fiscal sostiene que la niña fallecida en el trágico incendio fue abusada

Los cotejos demostraron que la prueba sustraída de la pequeña no correspondía a ninguno de los imputados, sino que se trataba de "material biológico propio". De todas maneras, "la evidencia física demuestra que existió abuso", aclaró Tepedino.

La Justicia toda de la provincia de Tierra del Fuego aguardaba con inmensa expectativa la llegada de las pruebas remitidas a un laboratorio del norte del país, extraídas de la pequeña fallecida en el trágico incendio de la Margen Sur, y que podrían llevar a condenar a uno de los cuatro imputados por el presunto abuso sexual de esta.

Sin embargo, todo esto se derrumbó: el propio fiscal Eduardo Tepedino, que investiga la causa, reconoció a Radio Fueguina que «la muestra que se analizó era material genético de la propia niña» y agregó que «no existe otro material genético» en la prueba remitida al laboratorio.

La hipótesis del abuso se mantiene

«La evidencia física demuestra que hubo abuso», sostiene de todas maneras el fiscal Tepedino, quien además aclaró: «La prueba nos permite sostener que al menos uno de los que está detenido pudo ser autor del episodio (abuso)».

Es que «una cosa es el resultado genético y otra cosa es el abuso», manifestó el Fiscal, quien destacó que la decisión ahora será del Juez para determinar si dicta el procesamiento, la falta de mérito o el sobreseimiento de los cuatro detenidos por el presunto abuso de la niña.

Por último, el Fiscal se mostró sorprendido al ser consultado sobre las declaraciones de la Gobernadora, que aseguró en diálogo con este medio que desde un primer momento manejaba la información de que el incendio no había sido accidental y dijo que recién se enteraba de esto.

«No tenemos dudas de que en los próximos meses vamos a avanzar con nuevas pruebas», confió Tepedino.

 El trágico incendio

En el mediodía del 13 de mayo y a poco de haber ingresado a la guardia del Hospital Regional Río Grande, los médicos anunciaron la infausta noticia del fallecimiento de una de las víctimas del incendio de una casilla ocurrido esta mañana en el barrio Unidos. Horas más tarde, su hermanito perdería la vida.

Los dos menores habían sido trasladados al hospital en un móvil policial debido a la tardanza de la ambulancia que había sido convocada en la emergencia.

El fuego destruyó la vivienda familiar sita en calle Karukinka 573 mientras los padres estaban ausentes por razones laborales, por lo cual ambas criaturas, una nena de 5 años y un varoncito de 3, se encontraban solos y en tal situación fueron envueltos por el humo y las llamas.

Drama

Cuando fueron asistidos en la guardia hospitalaria presentaban quemaduras importantes y señales claras de haber inhalado humo, por lo que los médicos temían que tuvieran una grave afectación de las vías respiratorias.

En medio de la angustia y el dolor de familiares y allegados que enseguida se hicieron presentes en el lugar, los médicos notificaron el fallecimiento de la mayor de los hermanitos, mientras se mantenía el diagnóstico preocupante del varónMás tarde, esa madrugada, la Dra Inés Aparici, forense a cargo de la autopsia, confirmaría que la más pequeña de los hermanitos había sido víctima de un abuso sexual.