·

El trágico incendio fue un «hipotético accidental», determinaron los peritos

Se confirmó la primera hipótesis del personal bomberil, que sofocó el ígneo que el pasado sábado se llevó la vida de dos hermanitos. Un cortocircuito en un tomacorrientes generó el ígneo. El Fiscal reconoció que se puede provocar esta falla.

En las últimas horas, personal bomberil volvió a realizar peritajes sobre la vivienda de Karukinka al 500 que fue devorada por las llamas el pasado sábado y se llevó la vida de dos pequeños hermanitos.

Tal como confirmara la primera y provisoria pesquisa, los peritos confirmaron que el incendio fue accidental y el mismo se produjo debido a un cortocircuito en un tomacorriente, algo que revelaron es «común» en viviendas precarias como la afectada.