·

Chile: Cárcel para el borracho que robó una camioneta y chocó a fueguinos

El accidente había ocurrido el pasado 24 de julio, en Chile. Un joven de 22 años había robado una camioneta municipal en estado de ebriedad, provocando el siniestro.

Seis personas lesionadas fue el saldo de un violento accidente de tránsito frontal entre una combi de Río Grande y una camioneta chilena que había sido robado, el pasado 24 de julio en Chile. El autor de este último vehículo, Sergio Apalbaza, fue finalmente condenado ayer a cinco años y medio de prisión.

Familia riograndense

La camioneta de Río Grande, una combi, patente JKP 624, era conducida por Pedro Alfonso Ruiz Paredes, quien estaba acompañado por María Ninfa Miyacahuin Miyacahuin, Mariana Andrea Ruiz Miyacahuin y Jonatan Gabriel Barría Carrizo.

Sergio Apablaza Silva, guiaba la camioneta chilena que había sido robada en el centro de Punta Arenas.

traslado

Rescate de heridos

Equipos de emergencia tuvieron que trasladarse rápidamente hasta el kilómetro 120 de la Ruta 9 Norte.

La gravedad de las lesiones que presentaba una de las mujeres obligó a solicitar el traslado aéreo en el helicóptero de Carabineros, el que llegó al helipuerto pasada las 16 horas. Esto fue clave para la condena de Apalbaza.

Camioneta robada

La camioneta involucrada en el accidente es de la Municipalidad de Punta Arenas, asignada al Departamento de Eventos, cuyo personal se encontraba trabajando en la Plaza de Armas, descargando material para el Carnaval de Invierno que se realiza esta tarde. Como el vehículo estaba con las llaves puestas, el condenado aprovechó esto para sustraer el vehículo y emprender un viaje por la carretera. Lamentablemente Apalbaza, quien guiaba bajo los efectos del alcohol, terminó provocando el lamentable accidente, a la altura del kilómetro 129 de la Ruta 9 Norte.

La condena

En su autoacusatorio, la Fiscalía solicitaba imponer al autor una pena de 8 años de presidio efectivo.

Sergio Apablaza, tiene 22 años de edad, y es oriundo de la ciudad de Puerto Montt. En octubre pasado y mientras cumplía prisión por el accidente carretero en julio pasado, enfrentó un juicio oral en Puerto Natales, donde terminó siendo condenado por manejar un vehículo motorizado en manifiesto estado de ebriedad y sin haber obtenido licencia.

Sumando esta nueva condena, serán 5 años y medio los que deberá purgar en prisión: el sentenciado deberá cumplirlos de manera efectiva, sin beneficios alternativos.