·

Sorpresa: Una playa alemana se llenó misteriosamente de huevos Kinder

Las cápsulas de plástico aún contenían distintos personajes y vehículos con los que los famosos huevos de chocolate sorprenden a los niños.

 

 

La policía del estado federal alemán de la Baja Sajonia informó en su cuenta de Twitter el miércoles de un hecho sorprendente: a la playa de la isla Langeoog, al norte del país, habían llegado cientos de miles de juguetes que van empacados dentro de los huevos Kinder.

Las cápsulas de plástico aún contenían distintos personajes y vehículos con los que los famosos huevos de chocolate sorprenden a los niños y se podían observar varios kilómetros de juguetes en la playa. Eso sí, no había nada de chocolate. La policía cree que estos huevos cayeron de un barco que perdió parte de su carga durante una tormenta en Navidad, propiciando esta «Pascua en Langeoog».

El alcalde de la localidad, Uwe Garrel, está coordinando la recogida de estos juguetes para evitar que lleguen al mar y supongan un peligro para los animales. A juzgar por las fotografías compartidas en redes sociales, contará con el apoyo de muchos de los niños (y adultos) locales, que han acudido a la playa a hacerse con parte de este botín.

 

Misterio resuelto

El misterio se reveló pronto y lo anunciaron las autoridades: un buque de carga con bandera danesa, que provenía de China y se dirigía al puerto alemán de Bremerhaven había perdido cinco cargas de contenedores de juguetes hace unos días a causa de la feroz tormenta Alex. El viento y las corrientes marinas hicieron el resto.

«Fue muy divertido, especialmente para los niños», dijo un residente del lugar al periódico alemán Bild que se hizo eco de la extraña y alegre invasión.

Sin embargo, cuando las olas comenzaron a traer juguetes Lego, incluso el alcalde de la isla, Uwe Garrels, no ocultó su frustración.

«Esto ya no es divertido. Es muy perjudicial para el medio ambiente y es extremadamente peligroso para los animales. El plástico en el mar es peligroso», apuntó.