·

Nuevo capítulo en la pelea de chilenos y bolivianos por la salida al mar

Chile elevó una queja a la ONU por acusaciones de Bolivia. Su presidente, Evo Morales “utilizò términos ofensivos y difamatorios hacia la autoridad y pueblo de Chile", afirma la nota.

El gobierno chileno presentó en la ONU una nota de queja por expresiones del presidente boliviano, en el marco de la discusión por la salida al mar que Bolivia reclama.

«Hemos presentado la nota de protesta rechazando la inusitada intervención del presidente Evo Morales, que utilizò términos ofensivos y difamatorios hacia la autoridad y pueblo de Chile», afirmó la embajadora ante la entidad, Marta Mauras.

Chile entregó este lunes una dura nota de protesta al presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Kyonglim Choi, en la que expresa su queja por «las acusaciones infundadas» vertidas por el presidente boliviano Evo Morales en ese organismo.

«Hemos presentado la nota de protesta rechazando categóricamente la inusitada intervención del presidente Evo Morales. Creemos que su diatriba de 30 minutos de un tema estrictamente bilateral es una falta de respeto a la dignidad de este Consejo y una distracción para su importante tarea», afirmó en declaraciones a EFE la embajadora chilena ante la entidad, Marta Mauras.

Mauras agregó que «los términos ofensivos y difamatorios usados hacia la autoridad y pueblo de Chile no hacen más que generar enemistad y odio entre los pueblos hermanos».

Las duras expresiones de Evo Morales

En una alocución ante el Consejo, Morales acusó a Chile de violar los derechos humanos de los transportistas bolivianos de múltiples y diversas maneras e indicó que la falta de acceso al mar de su país también vulnera los derechos fundamentales de sus conciudadanos.

Además, Morales afirmó en su discurso que los «bolivianos sufren un trato denigrante y discriminatorio» por parte de las autoridades chilenas y las acusó de «fomentar la discriminación racial».

Mauras lamentó no sólo «las acusaciones falsas», sino que éstas se hicieran «sin evidencias».

«Estas acusaciones discriminatorias solo fomentan el odio y la enemistad entre dos pueblos que son hermanos. Estos comentarios no solo son insultantes sino que también son peligrosos», enfatizó la funcionaria.

Explicó que en los últimos años Chile ha sido visitada por cuatro relatores especiales y pasado por el examen de otros tantos mecanismos de derechos humanos de la ONU y que en ningún caso se hizo alusión a las supuestas violaciones de las que los acusó Bolivia.

Es por todo ello que Chile entregó la nota de protesta al presidente del Consejo, para que quede constancia pública de su rechazo a los comentarios del presidente boliviano.