·

Arcando, sobre el ataque de sindicalistas: “Fue una batalla campal”

El Vicegobernador dialogó con Radio Fueguina sobre los hechos ocurridos ayer en Ushuaia. “Ya no me sorprende nada de este grupo minúsculo”, sostuvo.

El vicegobernador de Tierra del Fuego, Juan Carlos Arcando, fue increpado ayer por la tarde en Ushuaia mientras participaba del acto en conmemoración a los más de 300 fallecidos por el hundimiento del ARA General Belgrano.

“Ya no me sorprende nada de este grupo minúsculo”, disparó Arcando, quien relató que terminó la jornada con hematomas en sus piernas y que debió sacarse la corbata en la gresca para evitar que los sindicalistas presentes lo ahorquen. Además, indicó que debió permanecer hasta pasadas las 23 horas en el bloque del FPV en la Legislatura para evitar más incidentes.

Es que la Policía pudo escoltarlo fuera del acto, pero los manifestantes insistían con mantener una reunión con el Vicegobernador, que explicó que “no era el momento ni el lugar”, quien tuvo que refugiarse en los bloques legislativos del partido oficialista. “Intentaron ingresar a la Legislatura por el sector del jardín; querían ingresar, romper todo”, narró.

Cabe destacar que por el escrache y las agresiones a Juan Carlos Arcando fueron detenidos los dirigentes sindicales Horacio Gallego, Romerto Camacho, José Gómez y Juan Manuel Estefoni, en actuaciones caratuladas como “atentado y resistencia a la autoridad, lesiones, daños y robo”.





 

Foto: El Diario del Fin del Mundo