·

Grave lesión de Nicolás Lodeiro: se pierde el resto de la temporada

Sufrió rotura de meniscos en la rodilla izquierda. No volverá en el semestre y es muy difícil que juegue la Copa América para Uruguay.

Nicolás Lodeiro, una de las figuras en la remontada de Boca bajo la conducción de los mellizos Barros Schelotto, fue alcanzado por la ola de lesiones que afecta al plantel: sufrió rotura de meniscos en la rodilla izquierda y estaría entre dos y tres meses fuera de competencia.

Según el parte médico oficial del club, el uruguayo será operado este lunes por la lesión «en asa de balde del menisco externo de rodilla izquierda».

La lesión del zurdo es una pésima noticia no sólo para Boca, sino también para la selección de Uruguay, ya que el técnico Oscar Tabárez lo había incluido este viernes en la lista de 35 preseleccionados para la Copa América del Centenario, que se disputará desde el 3 de junio en Estados Unidos.

Así, Lodeiro se perderá lo que resta de la temporada en Boca y casi con seguridad el certamen con su selección. Y dependerá de la evolución si podrá estar en condiciones para el inicio de la próxima temporada, en agosto.

La lesión del zurdo habría sido causada en el primer tiempo del encuentro del jueves, tras haber sufrido una patada de un rival y cuando sintió dolor en la rodilla afectada. En el entretiempo, el cuerpo técnico le consultó si estaba para seguir jugando, y respondió afirmativamente. De hecho, completó los 90 minutos, convirtió el segundo gol en el triunfo 2-1 sobre Cerro Porteño y se retiró del campo de juego del Defensores del Chaco sin problemas aparentes.

Pero los dolores aparecieron el viernes, tras el regreso de Paraguay, durante el día de descanso que Guillermo Barros Schelotto les había dado a quienes jugaron por la Libertadores.

Lodeiro será operado este lunes por el doctor Jorge Batista, responsable del departamento médico de Boca y especialista en lesiones de rodilla y tobillo.

En Boca explicaron a Clarín que el regreso de Lodeiro dependerá de cómo evolucione durante la rehabilitación y que por ello «puede estar en un mes como puede estar en tres meses». En la recuperación, deberán observar «que no presente cuadros de sinovitis en el postoperatorio, que recupere la fuerza muscular rapidamente y que no tenga dolor».

El uruguayo no sólo era figura en el conjunto Xeneize, sino que además se había convertido en una especie de amuleto: cada vez que convirtió, Boca ganó. Así sucedió en las once conquistas que tiene en el club de la Ribera.

Lodeiro se sumó a la catarata de lesiones que sufrió el plantel de Boca en el semestre. La semana pasada, en sólo tres días, perdió el doble 5 por las bajas de Andrés Cubas (rotura del ligamento deltoide del tobillo derecho, que le demandará al menos dos meses de recuperación) y de Fernando Gago (se rompió nuevamente el tendón de Aquiles izquierdo y volvería en 2017).

Tampoco están a disposición Daniel Osvaldo, quien lentamente está retomando los entrenamientos con el resto del plantel tras la fractura en el pie derecho y Rodrigo Bentancur, con un esguince en la rodilla derecha de grado 2.

Cubas, Gago y Lodeiro eran los integrantes del mediocampo ideal que había encontrado el Mellizo Guillermo en la reconstrucción del equipo. Y perdió a los tres en apenas una semana.

Claro que la preocupación de Boca no se termina en Lodeiro. En las últimas horas permanecía muy dolorido en el sector costal derecho el lateral Gino Peruzzi, quien debió ser reemplazado promediando el segundo tiempo por la misma lesión.

Y tampoco estará a disposición por unas dos semanas Andrés Chávez, quien sufrió un desgarro de grado 1 en el recto anterior de la pierna izquierda.

Así, Guillermo y Gustavo Barros Schelotto tienen más problemas para armar el equipo de cara a la revancha de octavos de final de la Libertadores, que se disputará el jueves en la Bombonera.

A principios de esta semana, antes del inicio del choque con Cerro Porteño, la dirigencia de Boca había intentado sumar refuerzos sólo para la Copa, pero dichasnegociaciones contrarreloj no dieron resultados por las negativas de incorporar a Fabián Rinaudo (Gimnasia La Plata), Maxi Rodríguez (Newell’s) y Mario Bolatti (Belgrano).