·

Colocación de reductores de velocidad en la Margen Sur

La intervención del Municipio es en cercanías de los establecimientos educativos. También se anunció obras en el ingreso de este nuevo establecimiento educativo en cuyo frente está emplazado el Jardín de Infantes N° 27.

El secretario de Participación y Gestión Ciudadana, doctor Federico Runín, participó con la comunidad educativa de la Escuela Nº44 ‘Valientes de Malvinas’ y referentes vecinales, de la colocación de reductores de velocidad sobre la arteria El Alambrador y asimismo anticipó obras en el ingreso de este nuevo establecimiento educativo en cuyo frente está emplazado el Jardín de Infantes N° 27.

El doctor Runín estuvo acompañado por el director de Participación Vecinal del Municipio, Juan Castro; la directora y vicedirectora de la Escuela, profesoras Miriam Orrego y Sandra Gándara, respectivamente, además de referentes vecinales de la Margen Sur.

La Directora compartió que “hemos recibido la grata noticia de la colocación de estos reductores de velocidad en esta calle ‘El Alambrador’, reductores que ya lo habíamos pedido con antelación dada la cantidad de vehículos que circulan por esta arteria”.

Agregó la profesora Miriam Orrego que “son muchos los vehículos que constantemente pasan por acá y obviamente hay muchos niños que vienen a la escuela y pasan por aquí por lo que el peligro estaba latente. Además, los vehículos deben transitar a 20 kilómetros por hora como máximo tratándose de que hay una escuela y un jardín de infantes y esta velocidad no se respeta, lamentablemente”.

Por su parte Rodolfo Nova, referente del barrio ‘El Argentino’, ponderó la respuesta municipal. “Estos reductores de velocidad son muy importantes porque justo hay dos establecimientos educativos llenos de chicos y la verdad que fue una respuesta muy favorable por parte del Intendente y del Municipio”.

Para Nova, “esta respuesta hace hincapié en el lugar y momento en que lo estamos necesitando”.

En tanto su par del barrio ‘Fuerza Unida’, Raúl Olivera, destacó que “el Municipio nos está dando una respuesta concreta no solo acá, sino en otros lugares de la Margen Sur , por eso pedimos a nuestros vecinos que cuiden de estas obras”.

Finalmente el referente vecinal añadió que “estos trabajos no solo son importantes para la ciudad, en este caso porque tiene que ver con la seguridad vial, sino especialmente para los chicos”.

Por su parte la referente del barrio ‘22 de Julio’, Marina Bogado, dijo que “esta obra era muy importante porque a esta escuela concurren alrededor de 340 niños, sin contar los que van al Jardín de Infantes, así que para nosotros es una respuesta muy favorable por medio del Intendente, por esta gestión nueva que se está concretando en nuestros barrios y estamos muy agradecidos y es muy agradable poder trabajar en conjunto con el Municipio”.

El doctor Federico Runín explicó que “esto nace de un planteo de los propios vecinos tras la reunión que mantuvimos la semana pasada y vemos que están muy contentas las autoridades educativas de esta escuela y recibimos el agradecimiento de las maestras y los padres al señor Intendente porque ha accedido a este pedido vecinal que es crucial, más que nada para los niños que en gran número transitan por este lugar cuando entran o salen de la escuela”.

El integrante del Gabinete municipal entendió que “estos reductores de velocidad, vienen a acompañar la política de seguridad vial planteada por el Municipio”.

Asimismo valoró la gestión de obras y acciones que viene llevando desde la primera gestión, el intendente Gustavo Melella. “Se ha avanzado mucho en obras, por ejemplo, todo lo que tiene que ver con la pavimentación y si hoy en esta calle estamos poniendo estos lomos de burro es porque primero se tuvo que pavimentar. Lo importante es que el Municipio viene avanzando con obras y acciones en los barrios, obras que tienen que ver también con servicios para mejorar la calidad de vida de los vecinos”, concluyó el doctor Federico Runín.