·

Rosana Bertone: «Hasta acá llegamos, se terminó la paciencia»

Tras los incidentes en Ushuaia, La gobernadora Rosana Bertone adelantó que ordenará el desalojo de las protestas y destacó que "No voy a dialogar con un dirigente que dice que está dispuesto a prender fuego la casa de Gobierno"

la gobernadora Rosana Bertone anunció anoche que se ordenará eldesalojo de la protesta sindical plantada frente a la Casa de Gobierno de Ushuaia.

En una entrevista publicada por el diario Clarín, Bertone sentenció «Hasta acá llegamos», en implícita alusión a los incidentes sucedidos frente a la planta Orion que enfrentaron a dos facciones de activistas gremiales.  La mandataria adelantó que ordenará la intervención de la fuerza pública para recuperar la paz social en las calles de la capital provincial.

Esta tarde, activistas de gremios estatales y de Camioneros se enfrentaron frente a la estación de combustible Orión, que abastece de nafta a toda la provincia. Volaron trompadas, cascotes, ruedas y hubo heridos.

«He soportado con enorme paciencia los agravios e insultos pero éste es un límite», sostuvo Bertone quien desde hace más de 40 días enfrenta el durísimo reclamo sindical de los estatales, que quieren que derogue las leyes de emergencia económica que dictó.

La gobernadora adelantó que ordenará el desalojo del campamento que obstruye el acceso a la Casa de Gobierno de la provincia.

«Recién fueron a la casa del ministro Gastón Díaz dónde está su señora sola con su hijo», se quejó la mandataria del Frente para Victoria, en alusión a la «caravana» de escraches que militantes del Sutef y ATE encararon durante la noche en Río Grande frente a los domicilios del ministro de Gobierno, de la legisladora Myriam Martínez y otros referentes del oficialismo.

En relación a la intervención de los militantes de Camioneros, los estatales denunciaron zona liberada, pero la mandataria lo desmintió. «Estábamos trabajando con la Justicia para destrabar esto», sostuvo sobre el conflicto.

«He tenido paciencia pero se terminó», sentenció a Clarín. «No voy a dialogar con un dirigente que dice que está dispuesto a prender fuego la casa de Gobierno, hay mucha gente que quiere volver a la gobernabilidad», agregó. Y tildó de anárquicos a muchos dirigentes.

Abriendo un posible nuevo foco de conflicto, Bertone adelantó su intención de derogar privilegios que la ex gobernadora Ríos otorgó a algunos sindicatos que hoy participan activamente de la protesta. Según declaró, se anularía el decreto 834/09, que disponía la creación de un registro provincial de entidades gremiales que incluyó a gremios sin reconocimiento oficial en el ministerio de Trabajo.  «Vamos a trabajar en una solución con los gremios que tengan personeros a nivel nacional», deslindó.

«Habrá una mesa de diálogo cuando ellos levanten estos hechos ilícitos», manifestó Bertone, en referencia a los campamentos que hay en Río Grande y Ushuaia.

 

Fuente: Clarín