·

Declaró Fariña y Casanello reimplantó el secreto de sumario

La indagatoria del financista se manejó en un total hermetismo, aunque trascendió que habría involucrado a la expresidenta Cristina Kirchner con Lázaro Báez. Lo que se pudo saber de la declaración.

El financista Leonardo Fariña realizó este viernes una extensa declaración de casi doce horas ante la Justicia en el marco de la causa del lavado de dinero, en la que nombró a la expresidenta Cristina Kirchner y exfuncionarios de su gobierno, además de dar detalles de la ruta del dinero de la obra pública.

Luego, el exesposo de la vedette Karina Jelinek fue trasladado al Penal de Ezeiza donde se le garantizará el resguardo de su integridad física, bajo la Ley de protección para testigos e imputados que colaboran con las investigaciones judiciales, beneficio que le concedió el juez interviniente, Sebastián Casanello, quien además decidió restablecer el secreto de sumario en plena indagatoria.

La Ley 25.764 está dirigida a testigos e imputados (colaboradores de justicia o arrepentidos) que hubieren realizado un aporte trascendente a una investigación judicial de competencia federal por delitos como narcotráfico, secuestro extorsivo o terrorismo, aunque en este caso sería por lavado de dinero.

El magistrado ya dio aviso al Gobierno de esta determinación, en medio de la expectativa en torno a la causa por lavado de dinero, luego de que esta misma semana quedara detenido el empresario Lázaro Báez.

Las medidas de protección establecidas por la normativa pueden ser, entre otras: custodia personal o domiciliaria, alojamiento transitorio en lugares reservados, cambio de domicilio, ayuda económica por no más de seis meses, asistencia para la reinserción laboral y el suministro de documentación que acredite identidad a nombre supuesto.

Fariña, detenido desde 2014 en una causa por evasión, ingresó en el despacho de Casanello en el cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py poco antes de las 11.00 y finalizó poco antes de las 23.00.

La indagatoria de Fariña, que estuvo acompañado por su abogada Giselle Robles, se manejó en el marco de un estricto hermetismo en los tribunales federales, luego de que el magistrado restableciera el secreto de sumario en la causa.

La extensa declaración del financista despertó expectativa sobre la posibilidad de que haya contado detalles sobre el funcionamiento de la financiera SGI, conocida como «La Rosadita» y, de hecho, trascendió que habría hablado sobre los presuntos vínculos entre Lázaro Báez y Cristina Kirchner.

De los involucrados en la causa que declararon esta semana tras la detención del dueño de Austral Construcciones, Fariña fue el único que tuvo una larga indagatoria ante Casanello, ya que el resto se negó a responder preguntas y elevó escritos.

«valijero» de Lázaro Báez, Leonardo Fariña, se amparó en la figura del «arrepentido» y declaró ayer más de 12 horas ante el juez federal Sebastián Casanello, en el marco de la causa que investiga la denominada «ruta del dinero K».

Casanello, por su parte, dispuso secreto de sumario. En su extensa declaración indagatoria, Fariña, quien quedó dentro del programa de protección de testigos, vinculó a altos funcionarios del gobierno kirchnerista con maniobras de sobreprecios en la obra pública y lavado de dinero.

 

Lo que se sabe de la indagatoria:

A continuación, lo que se sabe de la declaración de Leonardo Fariña:

  • Mencionó a Néstor y a Cristina Kirchner, a Ricardo Jaime y a Julio De Vido.
  • Dio precisiones de un celular para que se compruebe que estuvo en la quinta presidencial de Olivos con Néstor Kirchner.
  • Aportó datos de computadoras, teléfonos celulares, y archivos que documentan su relación con el manejo de fondos negros de Lázaro Báez.
  • Reconstruyó toda la cadena de la ruta del dinero y explicó cómo era la relación de Austral Construcciones con la obra pública, y cómo Báez se convirtió en millonario y benefició a los funcionarios que mencionó.
  • Mencionó el traslado de dinero en bolsos, como lo había hecho la primera vez en el programa Periodismo para Todos de Jorge Lanata.
  • Contó que los vuelos para transportar valijas de dinero se hacían hasta un aeropuerto uruguayo cercano a Montevideo, donde no hay funcionarios de Aduana, para evitar que revisaran sus pertenencias.
  • Se refirió al fideicomiso que firmó Báez con el Banco Nación por 350 millones de pesos y donde Fariña intervino para reestructurar los pasivos de la empresa.
  • Presentó a otra persona, cuya identidad se desconoce, para que corrobore todos sus dichos.

 

 

(Fuente: Noticias Argentinas/La Nación)