·

La ex secretaria de Néstor Kirchner: «Yo fui su amante durante 10 años»

Entrevistada por "El Diario de Mariana" en El Trece, la mano derecha del exPresidente reveló detalles de su relación laboral y personal.

«Si vos me preguntás cuál era mi relación con Néstor, hoy sí lo voy a blanquear: yo fui la amante de Néstor durante 10 años. Esto lo sabe Cristina, lo sabe todo el gabinete desde Santa Cruz». Habían pasado muchos minutos desde que Mariana Fabbiani presentó a Miriam Quiroga, la ex secretaria de Néstor Kirchner, como invitada a su programa de El Trece. Ella sabía lo que iba a generar sus dichos. Y lo hizo. La confesión sobre una supuesta relación con el ex Presidente antes de su muerte en octubre de 2010, impactó con fuerza en las redes y hasta fue tema de conversación de las comidillas políticas.
El nombre de Miriam Quiroga se hizo conocido por todos luego de que en 2013 Jorge Lanata emitiera una nota con ella en la que hablaba sobre la denominada «ruta del dinero K». Habló de que vio bolsos en la Casa Rosada y que supuestamente estaban llenos de plata. Dio nombres, lugares, fechas y versiones que terminaron en la Justicia. Finalmente, un juez analizó sus dichos y mandó a archivo todas sus palabras.
Sin embargo, quedó flotando una sospecha que ella no despejó, pero tampoco confirmó. Se habló entonces de una persona de muy estrecha relación con Néstor Kirchner. Hoy, habló de nuevo y despejó, sin medias tintas, cualquier interrogante.
Con la vuelta de la investigación a las primeras planas, reapareció. «Mi relación duró hasta la muerte. Todos sabían. Por eso me ‘respetaban’ entre comillas y se bancaban la idea de que yo estuviera tan cerca y fuera, de alguna manera, los ojos de él frente al resto de los funcionarios», dijo frente a cámara e insistió en la idea de que la ex Presidente sabía qué era lo que pasaba entre ellos: «Igual tuvo que, de alguna manera, soportarme durante muchos años. Había cierto respeto entre nosotros. ¿Cómo se relacionaban entre ellos? Políticamente. Eran dos opuestos que supieron llevar adelante una carrera política impresionante, desde Santa Cruz a la Nación. Creo que él tenía respeto y cariño por Cristina porque era su gran soporte.».