·

Fórmula 1: Alonso salió ileso de milagro de un accidente brutal

"He gastado una de las vidas que me quedaban", bromeó el español, tras la colisión que protagonizó en el GP de Australia. Y completó: "Estoy vivo gracias a la seguridad de los autos”.

Las pistas del GP de Australia, escenario de un milagro: Fernando Alonso salió ileso de un accidente brutal. «Estoy vivo gracias a la seguir dad de los autos y al trabajo de la Fórmula 1 en los últimos 15 años”, sostuvo el piloto español, protagonista de una colisión espectacular.

“He gastado una de las vidas que me quedaban», bromeó tras el golpe de suerte que tuvo luego de la increíble colisión de la que participó en la primera carrera de la temporada. El accidente se produjo cuando el neumático derecho delantero de su McLaren chocó con la parte trasera izquierda del Haas del mexicano Esteban Gutiérrez.

A gran velocidad, el vehículo de Alonso salió disparado contra uno de los laterales del circuito y perdió el control, dando dos vueltas en el aire antes de detenerse destrozado. Por las condiciones en que quedó el coche, los espectadores y su escudería esperaban lo peor, sin embargo, el asturiano apareció rengueando y levantó su mano para llevar tranquilidad al público.

«Salí volando, así que se puede ver el cielo y luego el suelo, luego el cielo, luego el suelo», contó Alonso en un relato estremecedor. Y completó: «Uno quiere parar, pero no para. Sigue y sigue y sigue. Dio bastante miedo, pero en el último momento el auto se detuvo y tuve un poco de espacio para salir, y pensé `Saldré rápido porque mi madre lo estará viendo en casa»’.

Gutiérrez fue hasta el malogrado McLaren y le dio a Alonso un apretón de manos y un abrazo, claramente aliviado de que sólo se hubiera tratado de un gran susto.  «Fue un gran alivio ver que estaba bien. Fue un momento que dio mucho miedo y no fue muy agradable ver cómo quedó su auto», señaló su par mexicano.