·

Río Grande bajo una nube de polvo

Los vientos fuertes y la sequía se conjugaron para que verdaderas nubes de polvo cubran casi toda la ciudad. Recomiendan precaución y no salir a la calle.

Desde el mediodía del viernes las condiciones climáticas hacen que estar y transitar al aire libre en Río Grande sea una misión realmente peligrosa. Las autoridades de Defensa Civil han recomendado extrema precaución al transitar a la intemperie y en lo posible no salir a la calle si no es necesario.

Vientos de entre 65 y 88 km/h con ráfagas de hasta 99 km/h castigaron a la ciudad, haciendo volar objetos,  dificultando la visibilidad y generando situaciones de verdadero peligro en la vía pública.

Pero la sequía vigente desde hace varios días, sumado a que los vientos soplan predominantemente del sudoeste hicieron que se renovara con más intensidad que nunca el ya conocido fenómeno de la “Laguna Seca”,

De tal modo, en medio del temporal de viento, desde el gran bajón situado en la zona de estancia María Behety se desplaza hacia el casco urbano una verdadera nube de polvo que cubría prácticamente toda la ciudad.

Hasta las 13 las autoridades educativas no habían informado respecto de una eventual suspensión de las actividades escolares.