·

River y Boca no se sacaron diferencias

Hubo un equipo que no pudo (River), y otro que nunca quiso (Boca). En el 'Monumental', el local fue ampliamente superior a su adversario; aunque no pudo trasladarlo al resultado y el Superclásico terminó empatado 0-0. Gallardo apostó por una idea de juego ofensiva y mereció ganar; mientras que los de Guillermo dejaron otra muy pobre imagen (mal partido de Tevez). Muy buen arbitraje de Loustau.

El país se paralizó por una nueva edición del Superclásico. En esta oportunidad, jugado en el ‘Monumental‘ y correspondiente a la sexta fecha del torneo de Primera División, en el clásico interzonal característico de cada fecha. En un estadio repleto, y con dos equipos cuyo principal objetivo del año pasa por la Copa Libertadores, River y Boca estuvieron frente a frente.

El resultado fue 0-0. ¿Chato partido? No, en absoluto. Se dio un entretenido cotejo, con jugadas de riesgo y un buen ritmo. ¿Fue justo el empate? Para nada, ya que el ‘Millonario‘ mereció quedarse con los tres puntos, considerando que fue el único que quiso ganar y se mostró ampliamente superior a un adversario que volvió a mostrarse como un elenco con problemas de carácter, juego y rebeldía.