·

La escuela de la Antártida no tiene gas

La Escuela Nº 38 de la Antártida Argentina, Raúl Alfonsín, pasó a depender en 1997 del Estado fueguino. Allí asisten los hijos de quienes trabajan en la Base Esperanza.

 

A veces, la realidad supera la ficción. A pesar de que parezca un chiste, la Escuela Nº 38 Raúl Alfonsín, ubicada en la Base Esperanza de la Antártida Argentina, hoy no está en condiciones de comenzar el ciclo lectivo porque no tiene calefacción.

“Estamos trabajando para solucionar el tema”, dijo el secretario de Planeamiento y Servicios, Pablo Havelka, quien admitió que la problemática podría ser saneada en las próximas horas a través del abastecimiento vía aérea de una caldera.

Cabe destacar que en 1997 el centro educativo pasó a depender del Gobierno de la provincia de Tierra del Fuego y allí asisten los hijos de quienes trabajan en la Base Esperanza.