·

Venden sapos en internet «para combatir el dengue»

Los ofrecen en aldedor de 100 pesos. En un caso, el embaucador avisa que su sapo es de latex pero es igual de efectivo.

La venta de sapos y ranas florece en Argentina a la par que crece el alerta por los virus del dengue y el zika y mientras el Gobierno admite que el mosquito transmisor se ha mostrado resistente a fumigaciones.
Portales de venta en línea ofrecen ranas y sapos a 100 pesos como alternativa a repelentes e insecticidas, cuyo precio llega hasta los 150 pesos y muchas veces no se consigue.

«Vendo sapos y ranas para combatir dengue y zika», reza el aviso en un popular sitio de venta en la web.

El Gobierno promovió una rebaja del precio de los repelentes de hasta 36% semanas atrás, pero variedades que ofrecen una protección más duradera, no se consiguen o se cotizan hasta el triple de su valor.

El ministro de Salud, Jorge Lemus, admitió el domingo que el mosquito Aedes aegypti sobrevive a las fumigaciones que se están realizando en áreas sensibles.

«Se está trabajando fuertemente en fumigación, pero los mosquitos ya son resistentes a los químicos, por lo que habría que cambiar las sustancias», dijo.

Lemus recordó sin embargo que «la fumigación es un método complementario que sólo ataca al mosquito adulto, pero no mata a los huevos ni a las larvas».

El Gobierno mantiene una campaña de prevención solicitando a la población que elimine recipientes donde pueda acumularse agua propicia para la reproducción del mosquito transmisor de dengue, chicungunya, zika y fiebre amarilla.

Hasta el momento se han reportado cinco casos de zika en Argentina, todos ellos de pacientes que habían regresado recientemente del exterior.
En cambio los casos de dengue se cuentan por miles y las principales provincias afectadas son Misiones y Formosa, en el noreste del país, limítrofes con Paraguay y Brasil, donde es endémico.

El colmo del charlatán
Los artículos bizarros que se ofrecen en los sitios de compraventa por Internet siempre son noticia. Este martes, sorprendieron una serie de publicaciones en Mercado Libre, en las que los usuarios ponían a la venta sapos a 110 pesos, para erradicar a los mosquitos y combatir el dengue y otras enfermedades.

Gustavo Espinos, uno de los “vendedores de sapos”, habló con Esta Tarde en CN23 y contó que, si bien algunos usuarios del sitio web ofrecían sapos de verdad, el que publicó él por un valor de mil pesos “es de látex”.

En un claro tono bromista, el joven explicó el mecanismo para que funcione su batracio de goma. “En interiores, vos ponés el sapo en la mesita de luz y encendés el ventilador. El mosquito, al ver la cara atemorizante del sapo, se ve invadido y huye. Éste es el 100% de eficacia que tiene el producto”, lanzó, mientras todos en el estudio se reían.

Además, se esforzó por remarcar que el objeto “funciona siempre y cuando tengas prendido un ventilador de techo o de pie”.

Luego, más honesto, aclaró que aún no tuvo ofertas por su producto, porque “la gente sigue recurriendo al repelente, que es la forma más efectiva” de combatir las enfermedades. “Podemos decir que el sapo es un refuerzo”, insistió.

Finalmente, desde el piso se comunicaron con un infectólogo para ponerle seriedad al asunto, y éste confirmó que el método más seguro para deshacerse del mosquito Aedes Aegypti son los insecticidas y repelentes.