·

Emotiva carta de despedida al Dr. Amena desde España

La carta firmada por la familia Gori recuerda los momentos vividos junto al recientemente fallecido Jorge Daniel Amena en Europa.

Jorge, para los que no tuvieron la suerte de conocerte

Y menos aún ser tus amigos, hoy escribo desde el dolor, profundo, intenso que nos acompaña en éstos días.

Pero quiero hacerlo desde los años que compartimos, repletos de experiencias únicas que tuvimos la suerte de vivir juntos.

No puedo escribir nada de tu vida en pasado, estás y estarás siempre con nosotros, esperando que toques la puerta de mi casa para entrar como una tromba, a compartir todo lo que te pasaba…nos pasaba, porque fue siempre así, vivimos cada día juntos con intensidad, con alegría o con tristeza, pero por sobre todo como amigos.

Fuiste por la vida con tu estilo, tan propio, tan único que terminaba formando parte de la nuestra. Te escuchamos y nos escuchaste con una sinceridad con la que pocas veces se comparte. Sé, para mi alegría que nos dejaste tu huella, profunda, imborrable y hermosa que hemos transmitido a nuestro hijo, tu ahijado, que habla de vos como si nunca nos hubiéramos separado. Es como que te ha rendido su homenaje eligiendo tu misma profesión y atesorando tu libro más preciado.

Compartimos todo, cada día y cada noche, cada triunfo y cada derrota y nos apoyamos en todos los momentos que nos tocó vivir. Fue sin duda una experiencia única en nuestras vidas, porque vos supiste darle a todo una intensidad especial, la tuya, que hacía que la vida fuera algo único, distinto e imborrable.

Jorge, amigo en las buenas y en las malas, quiero quedarme con todo, no voy a negar el profundo dolor que estamos viviendo que también es parte de nuestras vidas. Si tuviera que elegir conservaré todo de vos, lo bueno y lo malo porque hasta en eso fuiste íntegro, apasionado, alocado pero por sobre todas las cosas querible, un niño grande con toda tu brillante  inteligencia y capacidad de un adulto, siempre dispuesto a correr riesgos por ir tras tus ideales.

Te dejamos por hoy, escuchando tu voz y tu guitarra cantando “María coraje” algo que siempre tuviste y derrochaste,  coraje para enfrentar siempre la vida, una vida única y maravillosa que pudimos compartir.

Te queremos

Carlos y Silvia Gori